Conflicto aéreo

AENA y los controladores siguen avanzando hacia el acuerdo

Las negociaciones entre AENA y los controladores aéreos para tratar de cerrar un nuevo convenio colectivo para los trabajadores siguen avanzando hacia el acuerdo, tras la reunión mantenida esta mañana. Las partes tienen previsto volver a la mesa de negociación hacia las 17 horas.

El secretario de comunicación de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), César Cabo, ha explicado a este diario que por la mañana se habían acercado posiciones en algunos puntos relativos a la jornada laboral, el principal elemento de discordia. "El acuerdo está más cerca que la semana pasada", ha constatado.

Los controladores quieren que la jornada anual se vaya reduciendo de las 1.670 horas vigentes en la actualidad a unas cifras cercanas a las de la media europea en 2013, de unas 1.350 horas. Sin embargo, pretenden mantener la actual retribución media que fija la legislación, de 200.000 euros anuales. En la reunión de ayer flexibilizaron su posición y ya hablaban de jornadas cercanas a las 1.500 horas.

La intención de los trabajadores es cerrar un pacto de mínimos con los principales acuerdos que se alcancen con AENA (los relativos al salarios y a las jornadas pero, también, a la situación de los mayores de 57 años, a las libranzas, a las cargas de trabajo de cada centro o a la formación) para, posteriormente, terminar de cerrar el detalle del convenio colectivo, que será el segundo del sector.