Distribución

Mercadona prueba el cobro de las bolsas de plástico en Barcelona

Mercadona ha iniciado en seis supermercados de la cadena en Barcelona una prueba piloto con el objetivo de estudiar cómo adaptarse al Plan Nacional Integrado de Residuos (PNIR), que prevé reducir a la mitad el consumo de bolsas de plástico.

Según un comunicado de la empresa de distribución valenciana, durante la prueba se han puesto a la venta dos tipos de bolsas, una reutilizable de plástico, con un mínimo de diez usos y un precio de diez céntimos, y una cesta de rafia de larga vida, con una duración mínima de 50 usos y un importe de sesenta céntimos.

El objetivo es que estos dos tipos de bolsas convivan con la bolsa tradicional, que durante la prueba se ha cobrado a dos céntimos de euro. Además, según han señalado las mismas fuentes, se ha puesto en marcha una campaña de formación para los empleados y de información para los clientes.

Las pruebas se han realizado con las opiniones y sugerencias de los consumidores y los proveedores de bolsas de plástico. Las mismas fuentes han precisado que, por el momento, "sólo son pruebas en general. Seguimos sin cobrar las bolsas en toda la cadena". Por ahora, "no tenemos ninguna decisión tomada sobre cómo implantar y desplegar esta iniciativa al resto de supermercados de la compañía", aseguran.