Telefonía

Ono anula dos facturas a un cliente con 18.000 llamadas falsas

La operadora Ono ha anulado dos facturas emitidas a uno de sus abonados de Barcelona en las que se le reclamaba el pago de 17.908 llamadas falsas a líneas 905, que suponían 19.734 euros, según informó ayer la organización de consumidores Facua.

En un comunicado, Facua explica que a través de una empresa de gestión de cobros, Ono advirtió a Heiko Kraft, un alemán residente en Barcelona, que si no pagaba lo incluiría en un registro de morosos y lo llevaría a los tribunales solicitando el embargo de sus bienes.

Tras la reclamación efectuada, la resolución de la División de Atención al Usuario de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria indica que en este caso el usuario no debe abonar los recibos y explica, según Facua, que el abonado "había solicitado que desde su línea no pudieran realizarse llamadas a líneas 905 y Ono no las restringió".

"Este caso es una excepción, porque lo habitual es que el ministerio resuelva que los usuarios deben pagar las llamadas por el mero hecho de que los recibos las reflejan, como si los sistemas informáticos de facturación de las compañías nunca fallasen", según el portavoz de Facua, Rubén Sánchez. En las dos facturas emitidas aparecían llamadas, muchas de ellas en intervalos de sólo cinco segundos, a 26 líneas 905.