Confusión entre el público

BSkyB estudia reclamar contra Skype por el parecido de las marcas

La plataforma británica de TV de pago BSkyB anunció ayer que estudia reclamar contra la legalidad de la marca Skype de la empresa de telefonía por internet, al considerarla demasiado parecida a la suya, según aseguró ayer un portavoz de la firma propiedad de News Corp, la multinacional presidida por el magnate Rupert Murdoch.

Las fuentes aseguraron que la compañía estaba tratando el caso con Skype, pero que aún no ha presentado una demanda por violación de marca. "La clave de la disputa reside en que Sky y Skype son tan similares que causan confusión entre el público", según subrayó un estudio llevado a cabo por la plataforma de TV.

El pasado lunes, la empresa de llamadas y videollamadas por internet anunció su intención de salir a cotizar en Bolsa. Entre sus planes, aprovechar su amplia base de clientes (unos 160 millones de usuarios en todo el mundo) para lograr ingresar unos 100 millones de dólares, unos 76,3 millones de euros.

En el folleto remitido al regulador bursátil de EE UU, Skype incluyó diversos riesgos. Uno de ellos era que su demanda para registrar la marca Skype había tenido la oposición de terceras partes. "Esta oposición se basa en las demandas de BSkyB con respecto a la marca Sky", explicó.

Tanto Skype como BSkyB explicaron que la UE reguló recientemente sobre un logo, cuyo fallo favoreció a la TV y que Skype tiene intención de recurrir. Si éste no prosperase, dificultaría el uso de la marca en el territorio comunitario, explicó.

Skype se fundó en 2003. Dos años después, la compañía de subastas Ebay la compró por 2.364 millones. En noviembre pasado, revendió la mayoría del capital a un grupo de inversores por 1.600 millones.