Índices macroeconómicos

El desempleo bajo en 49,000 personas en el Reino Unido entre abril y junio

El desempleo bajó en el Reino Unido en 49.000 personas entre los meses de abril y junio, el mayor descenso trimestral de los últimos tres años, según los datos difundidos hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

Este descenso sitúa el número de desempleados en 2,46 millones, el 7,8% de la población activa.

La ONS explicó que la caída del desempleo fue consecuencia sobre todo del incremento en 184.000 en el número de personas con empleo durante el segundo trimestre del año, hasta los 29 millones, lo que representa el mayor aumento trimestral desde mayo de 1989.

A los buenos datos, se sumó también el relacionado con el número de personas reclamando el subsidio de desempleo mientras buscan trabajo, que bajó en 3.800 en julio, hasta los 1,46 millones, el sexto descenso mensual consecutivo.

La ONS indicó que la mejora del mercado laboral tuvo que ver con el gran aumento de trabajadores contratados a tiempo parcial (115.000), hasta una cifra récord de 7,84 millones, lo que sugiere que resulta más complicado encontrar empleo a tiempo completo.

No obstante, destacó también que hubo un aumento importante de los contratos a tiempo completo (68.000), lo que situó la cifra de estos empleados a finales de junio en 21,2 millones.

Los analistas indicaron que esta mejoría en el mercado laboral será temporal y que la situación empeorará antes de finales de año debido a los recortes presupuestarios en el sector público.

Un estudio difundido este lunes por el Instituto Colegiado de Personal y Desarrollo (CIPD) indicó que una tercera parte de los empresarios británicos espera tener que reducir sus plantillas en los próximos tres meses y que en el sector público un 36% de las empresas están estudiando prescindir de empleados.

Gerwyn Davies, autor del informe, dijo que "el número de empresas que planean rescindir contratos es similar al de la primavera", pero advirtió de que "esta tendencia oculta el auténtico alcance de las pérdidas de empleo que habrá en el tercer trimestre del año".

"La gran pregunta es si el sector privado puede crear suficientes nuevos empleos y hacerlo suficientemente deprisa", afirmó.

Alan Downey, experto de la consultora KMPG, explicó que la presión en el mercado laboral guarda relación con el recorte gasto público aprobado por el Gobierno de coalición conservador-liberal, que supondrá a medio plazo la pérdida de 600.000 empleos.

La ONS también ofreció el índice de salarios, indicando que el aumento medio interanual de los sueldos fue del 1,3%, frente al aumento del 2,7% del año anterior. Ambas cifras están por debajo de la tasa actual de inflación, que se sitúa en el 3,2%.