Por la mejora de las perspectivas económica

La AIE revisa al alza su previsión de consumo de petróleo para 2010 y 2011

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) revisó hoy al alza su previsión de consumo mundial de petróleo para este año y también el próximo por la mejora de las perspectivas económicas y por el tirón de las principales economías emergentes.

Esta es la principal conclusión del informe mensual publicado hoy por la AIE, que incrementa su pronóstico de consumo para estos dos años en 80.000 y 50.000 barriles diarios, respectivamente.

Con estos incrementos, el consumo en todo el mundo alcanzaría este año los 86,6 millones de barriles al día, un incremento de 1,8 millones o, en términos porcentuales, de un 2,2% con respecto al de 2009. Para 2011, los autores del informe prevén que el consumo alcance los 87,9 millones, 1,3 millones más (+1,5 por ciento) que en 2010.

Son previsiones que los expertos de esta agencia, con sede en París, realizan en base a los últimos pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI) que apunta a un crecimiento económico del 4,5% para este año, y del 4,3% para el que viene.

Posible riesgo a la baja de las previsiones

Alertan, no obstante, de que las preocupaciones en torno a un posible debilitamiento de la recuperación de la economía mundial que anticipan los organismos internacionales en la segunda mitad de este año, plantean un "riesgo significante a la baja" para estas previsiones.

Como ejemplo, en el caso de que el crecimiento mundial fuera un tercio inferior a lo previsto, la demanda de petróleo se reduciría en 290.000 barriles diarios en 2010 y en 1.200.000 barriles en 2011, añade el estudio.

Por zonas geográficas, la AIE precisa el incremento de la demanda de crudo proviene de los países emergentes, como China, Arabia Saudí o Brasil. Entre los países más desarrollados que forman parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) el consumo crecerá un 0,2 por ciento en 2010 y retrocederá un 0,4 por ciento en 2011, según la AIE.

Fuera de esa organización, en la que se engloban los países más ricos del mundo, la demanda de petróleo subirá un 4,5 por ciento en 2010 y un 3,7 por ciento en 2011.

Según la Agencia Internacional de la Energía, la diferencia entre la demanda mundial de crudo y la oferta disponible crecerá este año hasta los 90.000 barriles y en 2011 hasta los 320.000 barriles diarios.

Por lo que se refiere a la producción, la Agencia -que reúne a los principales consumidores de la OCDE- constata un incremento en julio de 850.000 barriles diarios hasta 87,2 millones de barriles diarios, un incremento que sitúa en Nigeria y los Emiratos Árabes Unidos.

En su informe anterior, la AIE pronosticaba un crecimiento del consumo de crudo del 2,1 por ciento este año y del 1,6 por ciento en 2011 y fijaba el consumo mundial en 86,5 millones de barriles diarios y 87,8 millones, respectivamente.