Baja un 4,3% frente al 4% de junio

La caída del precio de la vivienda se acentúa en julio, según Tinsa

El precio medio de la vivienda registró un descenso del 4,3% en julio respecto al mismo mes del año anterior, frente a la caída del 4% de junio, según el Índice de Mercados Inmobiliarios Españoles que elabora la tasadora Tinsa.

De este modo, el índice refleja que la caída del precio de las casas registrada en julio es más intensa que la experimentada en el mes junio, lo que rompe la tendencia a la moderación a la moderación en los descensos que venía produciéndose de manera ininterrumpida desde junio de 2009.

Según Tinsa, "la coyuntura económica y financiera, así como la influencia de los meses de verano, se deja notar en la evolución de los valores de la vivienda". Además, destaca que los últimos dos meses "se han podido ver afectados por la subida del IVA y las "habituales perturbaciones del verano". Así, señala que "no puede extraerse una conclusión acerca de un cambio de tendencia y menos aún cuando aguarda el periodo final de las deducciones fiscales" por compra de vivienda en la segunda mitad del año.

El descenso de precios acumulado desde que el índice general de Tinsa registrara máximos a finales de 2007 fie del 16,9% en julio.

Por subíndices, el de capitales y grandes Ciudades lideró los descensos interanuales con una caída del 5%. Por su parte, el subíndice de la costa mediterránea se contrajo un 4,9% y el de las áreas metropolitanas experimentó un recorte del 4,4%. En último lugar, volvieron a situarse Baleares y Canarias y el apartado dedicado al resto de municipios, que registraron un descenso del 4% y del 3%, respectivamente.

En cuanto a los descensos acumulados, cabe destacar el de la costa mediterránea, que ha experimentado una caída del 22%, por delante de las grandes ciudades (-18,4%), áreas metropolitanas (-18,1%), Baleares y Canarias (-15,6%) y, finalmente, en el resto de los municipios (-13,8%).

Estabilización del mercado inmobiliario para 2011

Los efectos de la subida de IVA en julio o de la eliminación de la deducción por compra de vivienda para rentas superiores a los 24.000 euros desde 2011 condicionarán la estabilización del sector inmobiliario, para cuya constatación habrá que esperar, por tanto, hasta el año que viene.

Así lo aseguró en declaraciones a Europa Press, el director de Desarrollo de Negocio y Marketing de Tinsa, Rául García, quien indicó además que todo dependerá también de variables como la fluidez del crédito, la recuperación del paro y la confianza de los ciudadanos.

Lo que está claro, a su juicio, es que desde un punto de vista tendencial "la caída del precio de la vivienda se empieza a atenuar". Si bien, nuevamente indicó que "es muy complicado aventurar cuánto se tardará en volver a precios en positivo".

"La compraventa de viviendas va subiendo y se va recuperando poco a poco con respecto a 2009, aunque no sea un crecimiento espectacular", constató además en referencia a los últimos datos de transacciones del mercado residencial.