Los depósitos de cadáveres está llenos

La mortalidad en Moscú se ha duplicado por el calor y los incendios

La mortalidad en Moscú se ha duplicado en los últimos días debido a la ola de calor y al humo de los incendios forestales, admitió hoy el jefe del departamento de Sanidad del Ayuntamiento, Andréi Seltsovski. "En los últimos tiempos la mortalidad en Moscú ha aumentado al doble", dijo en rueda de prensa Seltsovski, citado por la agencia Interfax.

El funcionario indicó que esta incidencia se está notando en los depósitos de cadáveres de la capital rusa, que están prácticamente llenos. Según Tseltsovki, en un período normal en Moscú se registran diariamente entre 360 y 380 decesos, mientras que ahora la cifra es de alrededor de 700.

Moscú amaneció hoy nuevamente cubierta por la densa capa de humo que desde hace cuatro días agobia a sus habitantes.

Varios países europeos iniciaron el pasado fin de semana la retirada parcial del personal de sus embajadas y de sus familiares, aunque no lo califican de evacuación, y han recomendado a sus ciudadanos abstenerse de viajar a la capital rusa y a las zonas afectadas por el fuego.

Las embajadas y otras representaciones extranjeras en Moscú continuaron hoy los recortes de los horarios de atención al público.

El consulado de Estados Unidos en Moscú canceló hoy todas las entrevistas con solicitantes de visados debido "a la compleja situación provocada por contaminación atmosférica en Moscú".

El ministerio de Sanidad recomienda a los moscovitas no salir a la calle ni abrir las ventanas, utilizar mascarillas y máscaras de oxígeno -que ya escasean en las farmacias- no hacer esfuerzo físico, beber mucho agua y prescindir del alcohol y el tabaco.

Según los meteorólogos, los padecimientos de los moscovitas a causa del humo podrían terminar mañana martes, ya que se espera un cambio de la dirección de viento y algunas lluvias.