16,8 millones de euros

Cajas rurales cierran primer semestre con la mitad beneficios que el año pasado

Las cajas rurales valencianas han cerrado el primer semestre con un beneficio neto de 16,8 millones de euros, lo que significa un descenso del 49 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, informó la Federación de Cajas Rurales de la Comunitat Valenciana.

Este resultado es consecuencia, según las mismas fuentes, de la actual coyuntura económica, la caída de los tipos de interés y el estrechamiento de márgenes comerciales, y demuestra "que las entidades se han centrado en fortalecer su balance a través de la contención de la morosidad y la mejora de la solvencia".

Asimismo, los activos totales de las cajas rurales valencianas "siguen manteniendo una tendencia al alza", hasta alcanzar 18 millones de euros, un millón más que en el mismo periodo de 2009.

Por lo que respecta a la cobertura de morosidad, se ha registrado un aumento de casi cuatro puntos hasta el 60,3 por ciento, mientras que la tasa de morosidad disminuyó respecto al primer semestre de 2009 y se sitúa en 5,86 por ciento.

El presidente de la Federación de Cajas Rurales de la Comunitat Valenciana, Cirilo Arnandis ha destacado que "estas entidades financieras han demostrado, en el actual contexto económico, ser capaces de resistir situaciones de tensión en los mercados y de deterioro del entorno macroeconómico".

Las cajas rurales valencianas cuentan con 3.975 empleados, 911 oficinas y 463.213 socios, lo que supone 3.529 más que en el mismo periodo del año anterior.