Sector aéreo

Fomento espera que los controladores tomen una decisión definitiva "lo antes posible"

El Ministerio de Fomento está a la espera de que los controladores aéreos tomen una decisión definitiva "lo antes posible" sobre si convocan o no la huelga anunciada, que ponga fin a la incertidumbre generada sobre los usuarios, las aerolíneas y el sector, y confía en que vaya en la línea de desconvocar los paros.

Fuentes del departamento que dirige el ministro José Blanco indicaron a Europa Press que fue USCA quien se retiró de la mesa negociadora en la última reunión, celebrada el pasado viernes, tras alegar que no estaba capacitado para presentar una declaración formal en la que constara que no se va a convocar la huelga.

Según consta en el acta de la última reunión celebrada el viernes entre ambas partes, a la que tuvo acceso Europa Press, USCA propuso a AENA continuar con las negociaciones durante el fin de semana, para lo que el ente exigió que presentara una declaración formal en la que constase que no se van a convocar los paros.

USCA señaló que dicha responsabilidad recae en su órgano directivo y se comprometió a convocar a su comité ejecutivo para tomar esta decisión. De esta forma, los controladores decidirán el próximo jueves si convocan o no la anunciada huelga en agosto. Unos paros que, de llevarse a cabo, "no serán antes del 22 de agosto", dado los 10 días de preaviso exigidos por ley, según indicó el portavoz del sindicato, Daniel Zamit.

Fomento pidió al comité ejecutivo de USCA que tome una decisión definitiva "cuanto antes", que vaya en la línea de la desconvocatoria de la huelga bien aceptando los acuerdos sobre los que ambas partes habían avanzado; acudiendo a un árbitro independiente como AENA les ha ofrecido; o concretando una fecha, en el caso de que vayan a la huelga.

"No se puede amenazar con una huelga indeterminada, ya que la incertidumbre que produce hace más daño que un día de huelga", señalaron desde el Ministerio.