Actividad de los montes de piedad

Diamantes y oro, el mejor aval para pedir un microcrédito

Los españoles empeñaron en las cajas 11 toneladas de joyas en 2009.

El pasado año fue el que más dureza manifestó la crisis económica. Con una tasa de paro cercana al 20% y cuatro millones de personas sin empleo en España, muchas familias y particulares se vieron en la necesidad de pedir préstamos a entidades financieras, dinero que, en la mayoría de los casos, no les concedían fácilmente. Todas las alternativas eran pocas para poder hacer frente a los gastos diarios. Prueba de esta situación son los resultados de la actividad de los montes de piedad, que han experimentado un ligero incremento del número de operaciones y un aumento bastante abultado de los volúmenes. Este último aspecto, determinado principalmente por la alta cotización del oro, según consta en la memoria de los montes de piedad de 2009.

Los montes de piedad, con más de 300 años de historia en España, son casas de empeño adscritas a las cajas de ahorros y el origen mismo de estas entidades financieras. Pertenecen al denominado crédito prendario, es decir, garantizado con prendas, en este caso con joyas o piedras preciosas, que coticen en mercados regulados. Se trata de una alternativa rápida para quienes necesitan un préstamo urgente.

En 2009 el número de empleados que conformaban la plantilla de los montes de piedad en España ascendió a 142, un 13,6% más que en 2008, lo que denota una mayor cantidad de trabajo, debido a un aumento en el reclamo de este servicio. El ejercicio se cerró con un total de 226.056 clientes, de los cuales 47.288 fueron usuarios nuevos, lo que se traduce en una subida del 12% y del 50% respectivamente. El perfil del cliente tipo es una mujer, de entre 35 y 50 años, y que pide un préstamo de unos 500 euros.

El número de préstamos registró un aumento de dos puntos em 2009, con un incremento de 9.280 operaciones y más de un 7% en el volumen económico, casi 15 millones más de euros. En total, el ejercicio se cerró con 426.459 operaciones en vigor, por un valor superior a 221 millones. De todas las operaciones realizadas, el número de cancelaciones es la que más ha crecido, un 18%, aunque la cantidad de concesiones sigue siendo mayor que las primeras (272.816 nuevas pignoraciones, frente a 263.526 cancelaciones). Por su parte, los préstamos que han sido renovados a lo largo del pasado año alcanzan los 152.028. Es decir, un 9,22% más que en 2008. Cabe destacar que, aunque el volumen en euros creció un 5,46% -lo que implica que en 2009 se concedió de media 28 euros más por cada préstamo-, más del 75% de las operaciones concedidas no superaron los 600 euros.

La revalorización del oro en los últimos tiempos ha tenido su impacto en el empeño de joyas. Las tasaciones del oro y de la plata sufrieron notables incrementos en el valor del precio medio respecto al ejercicio anterior. Los 21 montes activos tasaron en España un total de 1.106.987 piezas a lo largo del ejercicio, con un peso en joyas cercano a las 11 toneladas y casi tres en diamantes.

Las subastas celebradas en 2009, incluidas las pujas, sumaron 104, solamente cuatro menos que en el ejercicio anterior. Pese a ello, aumentó el sobreprecio obtenido de casi el 50%, alcanzando así un 62% más en el coste de las piezas subastadas.

Recuperación de las garantías

La crisis también se ha notado en la recuperación de las garantías, que desciende levemente, aunque sigue siendo la opción mayoritaria de los clientes. Sólo el 8% salió a subasta, lo que significa que el 92% restante fue recuperado por los clientes.

Además de conceder créditos prendarios, los montes también realizan otros servicios, como operaciones de recuperación de morosidad o las testamentarias, sobre todo las que cuentan con un importante patrimonio en joyas u otros objetos de valor. Las primeras llegaron a casi un millón de euros, con un incremento de más del 50% si se compara con 2008. Por su parte, el número de expedientes de defunción y testamentarios tramitados llegó a 512, un 39,89% más.

Mayoría de mujeres y usuarios cada vez más jovenes

Cada vez hay más jóvenes que se apuntan al crédito prendario como ventana para obtener recursos de forma urgente, llegando al 27% del total de usuarios, dos puntos más que el año anterior. Estos puntos los pierden, uno cada uno, los grupos intermedios de 35 a 50 y de 50 a 65 años, ocupando el 34% y el 28%, respectivamente. Las usuarios de 65 años en adelante siguen soportando el mismo peso que en el ejercicio anterior, el 11% del total, así como los extranjeros, que siguen manteniendo el 18%. En cuanto al sexo, continúa el mismo patrón tradicional de los montes de piedad, en los que siete de cada diez clientes son siempre mujeres.

Subasta de alhajas empeñadas, versión 2.0

El pasado mes de diciembre empezó a funcionar el portal de subastas online www.subastasmontes.es, una apuesta tecnológica creada para ahorrar costes y llegar a un público mucho más amplio.

Esta iniciativa permite a los 12 montes de piedad que actualmente la forman potenciar sinergias, conseguir un claro ahorro de los costes, así como alcanzar una mejora en la gestión depositaria y de la homogeneización de los procesos. El portal también ayuda a los montes píos a superar las barreras geográficas de sus mercados habituales, aumenta la competencia entre ellos y diversifica su cartera de clientes potenciales.

La plataforma está formada actualmente por los montes pertenecientes a Cajastur, Bancaja, Caja Canarias, Caja Cantabria, Caja Granada, Caja Madrid, Cajasol, Cajasur, Ibercaja, Kutxa, La Caja de Canarias y Unicaja. Fuentes del sector informan que se está negociando la incorporación de otros tres más.

La web tiene previsto sacar a subasta más de 3.000 lotes de joyas en su primer año de vida, alcanzando una adjudicación del 90% y un sobreprecio superior al obtenido en las subastas presenciales, ya que una puja online incrementa la competencia entre postores.