Espera alcanzar los 5.000 usuarios en los próximos meses

Analize lanza una red social para que las empresas logren sinergias

Casi todo el mundo acepta que las redes sociales constituyen una herramienta formidable para la comunicación. Pero los riesgos, imaginados o reales, que entrañan, dificultan su aprovechamiento. Especialmente en el caso de las empresas. Y es que éstas, sobre todo las pequeñas, suelen ser tan celosas de la seguridad de sus datos como de su propio dinero.

La empresa aragonesa Analize venía observando, desde hacía tiempo, este problema. Había explorado ámbitos como web 2.0 y espacios propios en Facebook y Twitter. A partir de su propia experiencia ha diseñado una red social para empresas, que ofrece todas las ventajas y elimina todos los riesgos de los llamados social media.

La firma aragonesa acaba de lanzar su red y espera alcanzar los 5.000 usuarios en los próximos meses. Pablo Martín Durán, gerente de Analize, asegura que "hemos creado una potente herramienta para desarrollar sinergias entre empresas y facilitar que éstas descubran oportunidades de negocio". La oferta de esta nueva red social para empresas "es muy amplia y absolutamente segura", subraya Martín Durán. Desde una base de sinergias, eventos en innovación, chats internos o trabajo en red. También se dispone de un contacto directo con la propia Analize como especialista en consultoría informática y tecnológica.

Entre otros muchos servicios, la red facilita que miembros de una empresa compartan una agenda de trabajo o envíen archivos de forma absolutamente segura. Descubrir nueva oportunidades de negocio, como medio para aliviar los impactos de la crisis, constituye una aportación que está siendo muy valorada entre las primeras empresas participantes.

Industria del motor

Un núcleo importante de estos socios iniciales pertenecen al sector de la automoción (Lunas Automóvil, Relauto o Talleres Emilio López), cuyas actividades son especialmente propicias a la formación de clusters o al establecimiento de acuerdos de colaboración entre compañías.

Las redes sociales manejan un caudal de información muy voluminoso. Algo que, en el ámbito empresarial, puede ser aprovechado por la nueva red para que los fabricantes puedan conocer, por ejemplo, la percepción de su producto en el mercado o la valoración que hacen los usuarios de los servicios que ofrecen.