Posibles medidas de estímulo

La Reserva Federal se reúne mañana con incertidumbre sobre el panorama económico

La Reserva Federal considerará mañana la conveniencia de nuevas medidas de estímulo para una economía cuya reactivación tambalea, mientras los inversionistas miran desconcertados la persistencia del alto desempleo.

El Comité de Mercado Abierto del banco central estadounidense emitirá a las 18:15 horas GMT del martes el comunicado sobre su reunión y los analistas esperan ver en él señales sobre el curso de la política monetaria y otras herramientas de estímulo económico.

Al término de su reunión anterior el 23 de junio la Reserva Federal había señalado que "las condiciones financieras se han tornado menos propicias para apoyar el crecimiento económico como reflejo, en gran medida, de acontecimientos en el exterior".

Muchos analistas vieron en esto una referencia a la crisis de la deuda en Europa.

Los informes económicos más recientes muestran que la economía creció a una tasa anualizada del 2,4% entre abril y junio, comparado con el 3,7% de los tres primeros meses del año y el 5% del último trimestre de 2009.

Desde entonces los mercados se han recuperado y el Banco Central Europeo, junto con los gobiernos del área, han controlado en gran medida la crisis de la deuda, y la disminución del temor sobre posibles crisis de liquidez en Europa ha permitido la recuperación de los mercados.

Esto podría dar margen para que mañana el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y sus colegas reconozcan en su comunicado que hay riesgos crecientes para la reactivación económica de EE UU, sin que por ello deban tomar medidas inmediatas como la compra de bonos.

En una comparecencia el 21 de julio ante el Comité de Banca del Senado, Bernanke mencionó al menos tres instrumentos que la Reserva podría usar como estímulos adicionales, pero también advirtió de los riesgos que cada uno de ellos conllevan.

La Reserva podría reiterar en los términos más firmes que mantendrá "por un período prolongado" la política monetaria que tiene la tasa de interés de referencia por debajo del 0,25% desde diciembre de 2008.

También podría bajar la tasa de descuento -actualmente del 0,25%- que es lo que cobra a los bancos comerciales por sus reservas. Y podría alterar su hoja de balances reinvirtiendo lo producido por los bonos que ahora tiene cuando estos maduren, o comprando más bonos.