En el Palacio de Marivent

El Rey recibe mañana a Zapatero para analizar la situación económica y política

Don Juan Carlos recibirá mañana en el Palacio de Marivent al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con quien examinará la situación política y económica de España en el primero de los dos despachos que celebran tradicionalmente cada año en la residencia veraniega de los Reyes.

El jefe del Estado y el del Ejecutivo mantuvieron el pasado día 5 su último despacho semanal en el Palacio de la Zarzuela y, tras esa reunión -en la que, entre otros asuntos, abordaron la situación económica y laboral española-, el Rey viajó a Mallorca, donde ya se encontraban la Reina y los Príncipes de Asturias.

Rodríguez Zapatero acudirá a Marivent antes de mediodía para la reunión, tras la que comparecerá ante los medios informativos.

Fuentes de Moncloa han subrayado que en el encuentro, como ya es habitual, Zapatero ofrecerá al Rey un balance de las últimas actuaciones del Gobierno en materia económica y de otras cuestiones que afectan a los españoles.

A diferencia de otros años, en esta ocasión la jornada no se completará con una cena oficial ofrecida por el Rey al presidente del Gobierno y su esposa.

Tampoco está prevista esa cena oficial para el día que se celebre el segundo despacho de Don Juan Carlos con Rodríguez Zapatero en Marivent, a finales de mes.

El año pasado fue el único en que el jefe del Ejecutivo visitó sólo una vez al Rey -a finales de agosto- en el Palacio de Marivent, donde es habitual que se produzcan dos encuentros entre ambos, el primero de ellos durante los primeros días del periodo de veraneo de los Reyes en Mallorca.

Además de Don Juan Carlos y Doña Sofía, en la residencia mallorquina de la Familia Real se encuentran, desde ayer, la Infanta Elena, con sus hijos Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, y los Duques de Palma, también con sus hijos.

El Príncipe de Asturias regresó ayer a Madrid desde Colombia, donde asistió a la investidura del presidente Juan Manuel Santos, y la Princesa se reencontró en la capital española con Don Felipe y sus dos hijas tras asistir al almuerzo privado que ofrecieron los Reyes en Marivent a la primera dama estadounidense, Michelle Obama, y su hija menor, Sasha.