Por el alza de la producción mundial de automóviles

Magna sale de pérdidas en el primer semestre tras ganar 224 millones

El fabricante canadiense de componentes para automóviles Magna, que el pasado año persiguió durante meses la compra de Opel, registró un beneficio neto de 516 millones de dólares (223,6 millones de euros al cambio actual) durante los primeros seis meses del año, frente a las pérdidas de 405 millones de dólares (310 millones de euros) contabilizadas en los mismos seis meses de 2009.

La corporación indicó que esta mejoría de sus resultados ha sido consecuencia, en buena medida, del aumento de la producción mundial de automóviles y de la mejora del mix de producto. En consecuencia, su facturación alcanzó los 11.562 millones de dólares (887 millones de euros), el 59% más.

En el segundo trimestre de 2010, Magna logró un beneficio neto de 293 millones de dólares (224 millones de euros), en comparación con el resultado neto negativo de 205 millones de dólares (156,4 millones de euros) en el mismo trimestre del año anterior. Para el conjunto de este año, el grupo prevé ingresar entre 22.000 y 23.000 millones de dólares (entre 16.793 y 17.557 millones de euros).