Para los que rechacen ofertas de empleo

Méndez: el Gobierno "echará más carne al asador de la huelga" si endurece la prestación por paro

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, advierte de que si el Gobierno decide endurecer las condiciones para mantener la prestación por paro lo que conseguirá es "echar más carne en el asador de la huelga general", y confía en que "no se pretenda utilizar como atajo el debate de la reforma laboral en el Senado para deteriorar la protección por desempleo".

En una entrevista a Europa Press, Méndez respondió así a las palabras del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, quien recientemente apostó por retirar la prestación de desempleo a las personas paradas que no acepten una oferta de trabajo que les haya ofrecido la Administración.

Méndez recordó que "no hay un vacío legal", sino que ya existe en España una legislación al respecto, con sanciones que incluso pueden llegar a la retirada total de la prestación, y señaló que "el problema es la debilidad de los servicios públicos de empleo (SPEE)".

En este sentido, el secretario general de UGT explicó que "la afirmación del ministro de Trabajo sería, "no como empezar la casa por el tejado, sino como poner a la casa otro tejado, porque ya hay una legislación que existe", a lo que añadió que "lo que hay que arreglar son los cimientos".

A su juicio, antes que tocar el sistema de protección por desempleo es preciso "reforzar con urgencia" los servicios públicos de empleo y aumentar la coordinación entre las distintas administraciones. "Hay que invertir más y mejor en los servicios públicos de empleo", añadió.

Sin embargo, el líder de UGT no confía en que se produzcan estas mejoras, más aún cuando "cualquier expectativa de mejora ya ha recibido un duro golpe con la reforma laboral", en la que se abre la puerta de la intermediación a las empresas de trabajo temporal.

Para Méndez, "se ha puesto el carro por delante de los bueyes", puesto que, a su juicio, es previsible que estas agencias utilicen "la selección adversa del riesgo", es decir, que se vuelquen en aquellos trabajadores con más posibilidades de obtener un empleo, dejando a los servicios públicos de empleo como una mera "reserva pública asistencial".

Fracaso de la reforma laboral

Al margen de estas cuestiones, Méndez consideró que las medidas incluidas en la reforma laboral para reducir la dualidad del mercado laboral "ya se pueden considerar un fracaso" a la vista de la caída experimentada por la contratación indefinida en el mes de julio, del 13,7% respecto al año pasado.

Méndez destacó que "la reforma laboral está en vigor" y recordó que "el Gobierno ha dicho uno de sus objetivos era favorecer la contratación indefinida y reducir la temporal".

Así, puesto que sólo el 7% de los contratos firmados en julio fueron indefinidos, el líder de UGT aseguró que "los datos refutan y contradicen totalmente la teoría del Gobierno".

Mientras, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha venido insistiendo en que es pronto para valorar el efecto de la reforma laboral, aún en trámite en el Senado, posición que el secretario general de UGT considera resultado de la necesidad de "defender lo indefendible".

En conclusión, los datos del paro del mes de julio "vienen a dar la razón al objetivo de la huelga general del 29 de septimebre, que es combatir esta ruptura laboral, que no reforma laboral", apostilló Méndez.