Resultados semestrales

Royal abandona los números rojos y vende su división de tarjetas por 2.282 millones

El británico Royal Bank of Scotland (RBS), el mayor banco de Reino Unido controlado por el Gobierno con el 83% de su capital, logró cerrar el segundo trimestre con un beneficio atribuido de 257 millones de libras (309 millones de euros), frente a las pérdidas de 140 millones de libras (168 millones de euros) del mismo periodo de 2009. Este es el primer resultado positivo de la entidad escocesa desde que estalló la crisis financiera en 2007.

RBS logró reducir un 4,3% sus provisiones, hasta 1.097 millones de libras (1.320 millones de euros), aunque el dato subió un 13% respecto a los tres primeros meses del ejercicio. De este modo, en los seis primeros meses del año, el banco escocés obtuvo un beneficio atribuido de 9 millones de libras (10,8 millones de euros), frente a las pérdidas de 1.042 millones de libras (1.254 millones de euros) del año anterior).

Coincidiendo con el anuncio de sus resultados, RBS comunicó que ha llegado a un acuerdo para la venta del 80,1% de su filial de procesamiento de pagos con tarjeta de crédito, Global Merchant Service (GMS) a un consorcio formado por los fondos de capital riesgo Advent International and Bain Capital por unos 2.282 millones de euros. El miércoles anunció la venta de 318 oficinas a Santander por 1.987 millones de euros.