La estructura del sector apenas ha variado

Las tasaciones cayeron un 41% entre 2007 y 2009 por la crisis inmobiliaria

La crisis inmobiliaria ha provocado una caída de la actividad tasadora en los últimos tres años, con un 41% menos de valoraciones realizadas, si bien la estructura del sector apenas ha variado al mantenerse en activo 54 sociedades de tasación frente a las 56 que operaban en 2006.

Del acuerdo con el análisis del sector que hace el Banco de España en su último boletín económico, las tasadoras empezaron a experimentar síntomas de desaceleración en 2006, con una caída de actividad del 1%, y registraron un significativo descenso en 2007 y 2008, del 15,1% y del 28%, respectivamente.

No obstante, en 2009 el descenso se ha atenuado, gracias a una menor caída de las valoraciones de viviendas, que suponen el grueso del negocio del sector, pero también debido al crecimiento de las tasaciones de suelo urbano, fincas rústicas y edificios de oficinas.

En concreto, durante 2009 se realizaron 1,06 millones de tasaciones (el 98,2% correspondientes a bienes inmuebles), un 3,6% menos que un año antes.

El importe total de las tasaciones ascendió a 568.900 millones de euros, lo que supone un 17,1% menos que en 2008, si bien la superficie total tasada aumentó un 13,5%, hasta 611.252 hectáreas, sobre todo por el incremento de las fincas rústicas valoradas.