Según un comunicado de la compañía

La refinería de Cepsa funciona con normalidad tras el accidente

La refinería La Rábida de Cepsa en Palos de la Frontera (Huelva) funciona desde ayer con normalidad, según un comunicado de la compañía. La instalación sufrió el miércoles un incendio en el que murieron dos trabajadores y otros dos resultaron heridos.

La nota especifica que la Comisión Interna de Investigación, encargada de determinar las causas del incendio, "continúa trabajando" en el esclarecimiento de lo sucedido, si bien, "dada la complejidad de este suceso, no se descarta que los resultados definitivos puedan demorarse".

El alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, dijo ayer además que es "absolutamente necesario esclarecer las causas para principalmente evitar que hechos de este tipo puedan volver a suceder".

Por su parte, la Plataforma Mesa de la Ría ha exigido a la Junta de Andalucía que actúe con total transparencia y depure las responsabilidades que correspondan. Considera que la muerte de dos trabajadores es un hecho "gravísimo" que debe hacer que desde la Junta de Andalucía se cambie la política de "complacencia" por una política de "exigencia".

La Plataforma denunció las declaraciones de Cepsa y de la Junta descartando la toxicidad y el riesgo para la población de la columna de humo que originó el incendio, ya que "la combustión de gasóleo es altamente contaminante".