Pero pide un progreso más rápido

Obama celebra el aumento de empleo en la empresa privada

El presidente de EEUU, Barack Obama, celebró hoy que, según informes oficiales, la empresa privada haya creado empleo durante los últimos siete meses consecutivos, pero afirmó que las familias y las empresas necesitan un progreso "más rápido".

Obama durante una de sus intervenciones
Obama durante una de sus intervenciones

Durante un discurso desde una pequeña empresa en Washington, el mandatario estadounidense elogió las cifras divulgadas hoy por el Departamento de Trabajo, que mostraron un aumento en la creación de empleo en la empresa privada y el sector manufacturero durante siete meses consecutivos, pero consideró que aún falta más.

"Para los trabajadores, familias y pequeñas empresas, el progreso tiene que llegar más rápido", afirmó Obama.

"Nuestro trabajo es asegurar que eso ocurra, no sólo para sentar los cimientos para la creación de empleo en el sector privado, sino también para acelerar las contrataciones, para alimentar a la pequeña empresa que es el motor del crecimiento económico", agregó Obama, flanqueado por tres empleados recién contratados.

De esa manera, continuó Obama, se agilizará la recuperación económica "para que llegue a la gente y lugares que necesitan ayuda no en un año, no en seis meses, sino ahora mismo".

Obama recordó que Estados Unidos se está recuperando de la peor recesión desde la Gran Depresión de la década de 1930 y que, según las lecciones de recesiones pasadas, "salir de una caída tan profunda como ésta toma algún tiempo".

"El camino hacia la recuperación no sigue una línea recta. Algunos sectores se recuperan más rápido que otros", observó Obama ante un grupos de 65 personas, entre trabajadores, invitados especiales y líderes políticos, entre ellos el alcalde de Washington, Adrian Fenty.

Según el Departamento de Trabajo, el sector privado en Estados Unidos tuvo en julio una ganancia neta de 71.000 puestos de trabajo y el índice de desempleo se mantuvo en el 9,5 por ciento.

La economía registró una pérdida de unos 131.000 puestos de trabajo, después de la de 221.000 empleos el mes anterior.

Desde que comenzó la recesión en diciembre de 2007, la mayor economía del mundo ha perdido unos 8,4 millones de puestos de trabajo.

El sector fabril mantuvo su tendencia de incremento y después de un agregado de 13.000 puestos de trabajo en junio, sumó 36.000 en julio. La construcción, en cambio, perdió 11.000 empleos el mes pasado.

Obama mantuvo un tono optimista respecto a los datos del paro al visitar la empresa Gelberg Signs, que la Casa Blanca seleccionó como ejemplo de que, en plena recesión, contrata personal.

Además de contratar más personal, la empresa también está en fase de expansión e invierte en equipos y tecnología gracias a dos préstamos otorgados por la Administración de la Pequeña Empresa (SBA).

Gelberg Signs también se beneficia de una ley promulgada en marzo pasado por Obama y que reembolsa a las empresas las cotizaciones empresariales de cada desempleado que contraten, según la Casa Blanca.