Aumenta un 4% el número de españoles que acuden este año

Las ventajas de la vendimia francesa

Las ventajas de la vendimia francesa
Las ventajas de la vendimia francesa

Se acerca la vendimia francesa y los españoles van a volver a acudir en masa a esta campaña agrícola. La participación de mano de obra nacional no ha parado de crecer desde el año 2007 debido a la crisis económica y la demanda de empleo que hay en el sector. Según datos presentados ayer por la Federación Agroalimentaria (FTA) de la Unión General de Trabajadores (UGT), este año 14.000 personas recogerán la uva en Francia, lo que supone un 4% más que en 2009. La cifra no ha sido mayor debido a que las plazas disponibles se han cubierto completamente.

"El traslado de temporeros hacia Francia forma parte de la historia migratoria española", comentó Ana María Corral, responsable del Departamento Confederal de Migraciones de UGT. De hecho, desde principios del siglo XX, el éxodo hacia el país vecino se ha convertido en una tradición. En 1970 se alcanzó el máximo histórico, con 85.000 temporeros. En la época más reciente, la cifra se había situado en torno a los 10.000. Pero ha sido a raíz de los últimos acontecimientos económicos cuando ha repuntado en media 500 trabajadores más cada año. "La gente ha retornado a la agricultura más allá de nuestras fronteras, ya que esas campañas ofrecen mejores condiciones", explicó Jesús Acasuso, secretario de Migraciones de la FTA.

Casi el doble de ingresos

El campo, sin embargo, no es igual de generoso en casa que fuera. Por cada 35 horas trabajadas en Francia un temporero se embolsa como mínimo 310 euros, mientras que en España ganaría de media 185. El salario mínimo interprofesional fijado en Francia es de 8,86 euros la hora, frente a los 5,30 euros de España. Además, al sobrepasar la jornada laboral francesa, estipulada en 35 horas semanales, el trabajo extra se cobra con mejoras del 25% (más de 35 horas y hasta 43) o del 50% (si se sobrepasan las 43 horas).

Independientemente de los mínimos establecidos, la vendimia se paga en función de la categoría profesional del contratado (cortador, vaciador o portador) con sueldos que pueden alcanzar los 9,03 euros a la hora y la entrega de tres litros de vino por ocho horas de trabajo en la zona de Perpiñán. Además, el país vecino ofrece generosas prestaciones adicionales a los vendimiadores.

Por ello, otro de los atractivos de la campaña francesa es la ayuda familiar que reciben por cotizar allí. De este modo, si se realiza una actividad igual o superior a 18 días de trabajo o 120 horas al mes (200 al trimestre), se pueden solicitar subsidios, siempre que se tenga dos o más hijos menores de 20 años a cargo, que no ejerzan una actividad laboral o que su salario no alcance el 55% del mínimo.

Otra de las ventajas que ofrece es la posibilidad de que el trabajadores quede exonerado del pago de las cuotas por enfermedad y jubilación. Esto supone un incremento salarial del 12,25%, sin que se pierdan esos derechos.

Andalucía es la región que aporta más temporeros, con unas 10.000 personas. Le siguen Valencia (1.100), Castilla-La Mancha (630) y Murcia (600). Los restantes 1.670 proceden del resto de comunidades autónomas.

¿Por qué francia?

Ventajas del país vecino

Salario: Francia establece un precio de 8,86 euros la hora trabajada frente a los 5,30 euros que se pagan en España.

Prestaciones familiares: por cotizar en el país vecino, los trabajadores que acuden a la vendimia tienen derecho a varias ayudas. Desde los 124,54 euros al mes por dos hijos hasta los 603,26 por cinco. Por cada niño más se perciben 159,57 euros.

Beneficios fiscales: están previstos en la legislación francesa y suponen un incremento salarial del 12,25%.