Un 29,06% menos que en el mismo periodo de 2009

Ibercaja logra en el primer semestre un beneficio neto de 84,6 millones

El Grupo Ibercaja obtuvo en el primer semestre un beneficio neto atribuido de 84,6 millones de euros, un 29,06% menos que el conseguido un año antes, aunque ha destinado 45 millones a provisiones de carácter cautelar con objeto de seguir reforzando el balance de la entidad que preside Amado Franco.

En los seis primeros meses de 2010, la caja elevó su solvencia hasta un 8,97 por ciento, y ha crecido en crédito y ahorro un 3%. La contracción de márgenes en el sistema financiero, tras el fuerte descenso de tipos que se produjo en 2009, se ha compensado parcialmente con los mayores ingresos obtenidos en la gestión de activos, especialmente fondos de inversión, y con la decidida política de contención de costes, según ha señalado la entidad en una nota de prensa.

Los ingresos por prestación de servicios y gestión de activos han ascendido a 119 millones de euros, lo que supone un 20,23% más, y han contribuido muy positivamente a la cuenta de resultados.

El margen bruto ha sido de 424,1 millones de euros, con una caída sobre el de igual periodo de 2009 del 21,66%, como consecuencia de la reducción de los tipos de interés.

Los gastos de explotación descienden un 2,94 por ciento respecto al mismo semestre de 2009. Los de personal se contraen un 0,07%, mientras que los generales de administración ceden un 9,06%, por el continuado esfuerzo en la racionalización de gastos.

El resultado de la actividad de explotación se sitúa en 159 millones de euros, un 6,65% más que en el primer semestre del año anterior. El beneficio antes de impuestos totaliza 110 millones de euros después de destinar un importe de 45 millones a provisiones de carácter cautelar, que representan una reducción del 29,67%.

En un escenario económico complejo, Ibercaja ha cerrado el primer semestre de 2010 con un crecimiento sostenido de la actividad superior al 3% y ganancias generalizadas de cuota de mercado. Y todo ello, manteniendo sus fortalezas financieras en niveles líderes del sector.

En estos meses, Ibercaja ha elevado su ratio core capital hasta el 8,97%, y mantiene una disponibilidad de liquidez en el 11,71% del activo, lo que permite afrontar holgadamente los vencimientos de los próximos años, y se consolida la mejora en la evolución de la morosidad, que a 30 de junio era del 3,54%, preservando la distancia respecto a la media del sector.

Crédito y ahorro

Si la actividad en general ha crecido un 3%, en crédito a clientes se ha elevado un 2,96% interanual, hasta los 34.324 millones de euros. Durante el primer semestre se han formalizado más de 48.000 operaciones de préstamos por 3.000 millones de euros. Este dinamismo, que ha permitido ganar una cuota de 0,09 puntos del mercado nacional.

En el ámbito de las familias, en este semestre se han concedido préstamos para adquisición de vivienda por 1.589 millones de euros, lo que supone un 19,05% más que en el mismo período de 2009. Mientras, el saldo de crédito a actividades productivas, pese al descenso de la actividad empresarial, ha experimentado un crecimiento positivo habiéndose concedido préstamos a empresas por 854,6 millones entre enero y junio de 2010.

En el ámbito del ahorro de los clientes, aumenta un 3,16% interanual y alcanza los 48.244 millones de euros. En los recursos de balance, el crecimiento es del 1,33%, mientras que los de fuera lo hacen en un 11,80%.

El patrimonio gestionado en fondos de inversión avanza casi un 13%, porcentaje que contrasta con la disminución de un 7,48% del sistema. Tras su constante crecimiento, según han resaltado desde la entidad, Ibercaja Gestión ocupa el octavo lugar en el ranking de las gestoras de fondos y es la tercera entre las cajas de ahorros españolas. La cuota de mercado, 3,24% sobre el sistema, suma 0,19 puntos desde diciembre y 0,55 puntos desde junio de 2009.

Ibercaja Pensión es quinta gestora del sistema nacional e Ibercaja Vida, la décima. El patrimonio en planes de pensiones crece un 9,85 por ciento y la cuota de mercado sube hasta el 5,18%. En seguros de vida, las reservas técnicas superan en un 8 por ciento a las de igual fecha del año anterior.

En los últimos ranking del sector disponibles, correspondientes a marzo, la participación de Ibercaja en el mercado, era del 2,57%, 0,14 puntos mayor.

Solvencia

El indicador de solvencia que Ibercaja registra los recursos propios de mayor calidad, core capital, se ha elevado hasta el 8,97%. Este ratio se ha incrementado en 0,19 puntos con respecto a diciembre de 2009. El Tier I y el coeficiente de solvencia son el 9,57 y 13,62% respectivamente, también entre los más elevados del sistema.

Estas coordenadas han permitido a Ibercaja superar con holgura las pruebas de solvencia del Comité de Supervisores Bancarios Europeos. En el peor de los escenarios estudiados, escenario muy poco probable por otro lado, la entidad conservaría un Tier 1 del 6,7%, un ratio que la sitúa entre el grupo de entidades más solventes y por encima de los mínimos establecidos por el supervisor.

Además, la entidad aragonesa no ha recurrido al FROB ni a otro método de ayudas públicas. Ocupa el sexto lugar en el ranking de cajas de ahorros que superan las pruebas de solvencia sin ayudas.

Además, es la segunda caja con menor porcentaje de deterioro neto sobre activo en el escenario tensionado adverso, con un -1,7%, muy por debajo de la media, que supera el -3%.

Por otro lado, el índice de morosidad del Grupo Ibercaja, 3,54% en junio, conserva su distancia con respecto al promedio de las cajas, que se sitúa en el 5,31%, y al del conjunto de entidades de crédito, que en mayo era del 5,50%.

La tasa de mora ha aumentado únicamente 0,20 puntos en el semestre, preservando la distintiva calidad de la cartera crediticia de la Caja. La desaceleración en el avance de la mora es muy notable, ya que las entradas netas en el primer semestre de 2010 han sido significativamente inferiores, hasta suponer casi un 70% menos que las del mismo período de 2009.

El diferencial positivo respecto al sector se ha ido ampliado progresivamente desde el comienzo de la crisis, como resultado de la "prudente gestión" del riesgo que caracteriza a Ibercaja, han resaltado desde la entidad. Asimismo, el ratio de cobertura de esta morosidad con provisiones se sitúa en el 68,99%.

La liquidez con disponibilidad inmediata de Ibercaja asciende a 5.282 millones de euros a cierre del primer semestre de 2010, lo que supone el 11,71% del activo. Adicionalmente, la Caja tiene la posibilidad de emitir deuda con aval del Estado por 2.837 millones de euros.

Esta posición, apoyada por la sólida estructura de depósitos minoristas derivada de una extensa base de clientes hace que la entidad tenga baja dependencia de la financiación mayorista, y tenga cubiertos holgadamente los vencimientos durante los próximos años.