Por los efectos de la reestructuración

El banco belga KBC redujo su beneficio un 66% en el segundo trimestre, hasta 149 millones

El grupo belga de banca y seguros KBC anunció hoy que cerró el segundo trimestre con un beneficio neto de 149 millones de euros, un 66% menos que en primer trimestre del año, cuando generó un beneficio de 442 millones.

Además, el beneficio supone un 51% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando KBC cosechó unas ganancias de 302 millones, según informó en un comunicado.

Sin embargo, en el conjunto del primer semestre del año, la entidad ha obtenido un beneficio neto de 591 millones, frente a la pérdida de 3.298 que la crisis financiera le ocasionó en el mismo período de 2009.

El banco atribuyó el descenso de los beneficios durante el segundo trimestre a elementos extraordinarios, debido a su programa de reestructuración, que tuvieron una incidencia negativa de unos 400 millones de euros en su balance.

KBC recalcó que, si no se tienen en cuenta esos elementos extraordinarios, el beneficio neto subyacente del segundo trimestre se elevaría a 554 millones de euros, por lo que asegura estar "globalmente satisfecho" de sus resultados en este período.