España revisará programas como Eurofighter o Talarion

EADS, BAE y Finmeccanica, principales víctimas del ajuste europeo en defensa

Los Gobiernos europeos preparan fuertes ajustes presupuestarios en defensa que afectarán, sobre todo, a programas clave para grupos como EADS, BAE y Finmeccanica. España revisa sus compromisos en proyectos como los del caza Eurofighter o el avión no tripulado Talarion.

Tres cazas Eurofighter vuelan sobre Grosseto (Italia), a principios de año.
Tres cazas Eurofighter vuelan sobre Grosseto (Italia), a principios de año.

La crisis económica mundial está llevando a los principales Gobiernos europeos a preparar importantes ajustes presupuestarios que afectarán, de manera significativa, al área de defensa y que tendrán, entre sus principales víctimas, a tres de los principales grupos del sector: el consorcio europeo EADS, la británica BAE y la italiana Finmeccanica.

En España, el Ministerio de Defensa sigue perfilando las partidas que se verán afectadas por un presupuesto que mantendrá la tendencia a la baja de los dos últimos ejercicios. Desde 2008, el departamento ha visto disminuir sus fondos en un 11%, unos 950 millones de euros. El ajuste adicional de 141 millones aprobado a principios de año se ha centrado, sobre todo, en los programas principales de modernización de las Fuerzas Armadas (como el del caza Eurofighter o del helicóptero Tigre), cuyo presupuesto se ha reducido un 25%.

Futuras revisiones

Esto da una idea de por dónde irán las futuras revisiones. Fuentes de la industria explicaron que el ministerio está sopesando limitar la participación de España en la última parte de la tercera fase de producción del Eurofighter (controlada por EADS, BAE y Finmeccanica), en la que se había comprometido a adquirir 14 aviones. Una decisión que ya ha tomado, por ejemplo, Italia. De igual modo está en el aire la participación en el Talarion, el avión no tripulado de EADS que exige un desembolso de 2.900 millones de euros junto a Francia y Alemania.

Precisamente, Alemania baraja recortar en 9.300 millones su presupuesto de defensa, lo que podría suponer el abandono del Talarion, un importante ajuste del número de helicópteros Tigre y NH-90 (de Eurocopter, filial de EADS) que tenía previsto comprar, así como una reducción del número de aviones A-400M (también de EADS) que iba a adquirir.

Por su parte, Reino Unido podría recortar un 15% su presupuesto con ajustes en el programa Eurofighter, en el A-400M, en el nuevo caza JSF (en el que participa BAE) o en el proyecto de nuevos portaaviones encargado a BAE, Thales y Babcock International.

Un sector que mueve más de 3.500 millones en España

La industria vinculada a los sectores de la defensa y la seguridad factura en España entre 3.500 y 3.700 millones de euros anuales, de los que cerca del 60% se generan en el mercado doméstico y el resto, con actividades de exportación. Una exportación que muy mayoritariamente (alrededor de un 80%) tiene como destino el ámbito europeo.

El sector está compuesto por un entramado de unas 850 empresas, aunque sólo medio centenar pueden considerarse grandes (entre las que se encuentran algunas de capital extranjero). En total, generan unos 18.000 empleos directos y cerca de 50.000 de manera indirecta.

La facturación del sector va ligada, en gran parte, a la disponibilidad presupuestaria de Defensa. El ministerio tiene unas obligaciones pendientes de más de 25.000 millones derivadas de los grandes programas de armamento de los últimos años, que contaron con prefinanciación del Ministerio de Industria.