Petróleo

El crudo de Texas sube el 1,48% y cierra a 82,55 dólares el barril

El precio del barril de crudo de Texas subió hoy en Nueva York el 1,48%, a 82,55 dólares, debido en parte al debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas, y a la espera de comprobar en la próxima jornada si mermaron las reservas en Estados Unidos, como prevén los analistas.

Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nyse), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en septiembre añadieron 1,21 dólares al precio del lunes y cerraron en positivo por cuarta jornada consecutiva.

El crudo de Texas se había mantenido desde el 4 de mayo pasado en un precio inferior a 80 dólares, pero esa cota ya se superó este lunes, con una subida ese día del 3,02%, lo que ha estimulado el ánimo inversor en el mercado petrolero.

La tendencia alcista se ha visto favorecida además por el continuado retroceso del dólar ante el euro y otras divisas, con lo que resultan más baratas las compras de crudo y de otras materias primas que se negocian en la divisa estadounidense.

Por un euro se pagaban en esta ocasión 1,3229 dólares, frente a 1,3171 dólares el día anterior.

El crudo se encareció este martes, a pesar incluso de divulgarse datos que reflejaron un estancamiento de los ingresos y gastos personales en EEUU en junio y descensos en las ventas de casas y en los pedidos de bienes a las fábricas estadounidenses en ese mismo mes.

Los contratos de gasolina para entrega en septiembre añadieron unos 3 centavos y cerraron a 2,19 dólares el galón (3,78 litros) y el precio del gasóleo para ese mes subió casi 5 centavos, a 2,20 dólares/galón.

El gas natural para septiembre se abarató casi 7 centavos y concluyó la sesión a 4,63 dólares por cada mil pies cúbicos.

Los inversores quedaron a la espera de conocer el miércoles el estado de las reservas de crudo y de combustibles almacenadas la pasada semana en EEUU y algunos analistas prevén un descenso de algo más de un millón de barriles en las existencias de petróleo, así como una merma algo más moderada en las de gasolina.