Bajo la mediación de la agencia gubernamental Acas

British Airways retoma las negociaciones con los tripulantes

British Airways (BA) y el sindicato Unite retomaron ayer las negociaciones sobre el conflicto de los tripulantes de cabina (TCP) bajo la mediación de la agencia gubernamental Acas. "Ha habido un encuentro y volverá a haber otro la semana que viene", señaló un representante de la aerolínea, a la que las huelgas le han costado 150 millones de libras en lo que va de año (unos 180 millones de euros).

El consejero delegado de BA, Willie Walsh, se muestra "optimista" en cuanto a las posibilidades de alcanzar una solución, aunque advierte de que la compañía "se está preparando para futuras protestas". En caso de que se produjeran nuevos paros, el directivo confía en "poder operar el 100% de los vuelos de larga distancia".

Por otro lado, el responsable de la compañía asegura que el programa de entrenamiento de TCP voluntarios continúa activo y "marcha muy bien", lo que ayudaría a minimizar el impacto de las protestas. Los TCP de la aerolínea rechazaron el pasado 20 de julio la última oferta de la dirección para poner fin al conflicto que ha causado varias huelgas en el último año por el desacuerdo generado en torno a los cambios salariales y de las condiciones de trabajo.

Un 67% de los afiliados al sindicato Unite, que representa al 90% de los 13.000 TCP, votaron en contra de la propuesta, que incluía la garantía de aumentos de sueldo durante los próximos dos años por valor del 2,9% para 2011 y del 3% para 2012, respectivamente.