Punto y final a su alianza en renovables

Gas Natural Fenosa y Enel se reparten los activos de su filial de renovables

Gas Natural Fenosa y Enel han puesto punto y final a su alianza en energías renovables, que mantenían a través de la sociedad Eufer. El acuerdo se concretará antes de que finalice el año, una vez reciba el visto bueno de las autoridades de Competencia. Los activos de Eufer se repartirán en sendos lotes equivalentes. Lo mismo sucederá con la deuda neta de la sociedad.

Tan sólo era cuestión de tiempo que materializaran su ruptura. Gas Natural Fenosa y la eléctrica italiana Enel (a través de su filial española Enel Green Power España) pusieron ayer punto y final a su alianza en energías renovables, que hasta ahora mantenían a través de la sociedad Enel Unión Fenosa Renovables (Eufer), de la que cada uno poseía el 50% del capital. El grupo español justificaba la ruptura en la intención de ambas sociedades de "facilitar las estrategias empresariales" en España.

Un movimiento que se concretará en el reparto de activos. Según explicaba ayer Gas Natural Fenosa, para ello será necesario contar con el visto bueno de las autoridades de competencia, además de los permisos administrativos. Pero si se cumplen los plazos previstos, el acuerdo comunicado ayer podrá concretarse antes de que finalice el ejercicio 2010.

El reparto se ha materializado mediante el sorteo de dos lotes equivalentes de activos operativos, además de la cartera de proyectos de Eufer. Según la empresa barcelonesa, este método permite garantizar "el equilibrio y la equidad del proceso".

NATURGY 24,13 -0,62%

De esta forma, tanto la filial de renovables de Enel en España como Gas Natura Fenosa recibirán aproximadamente 550 MW de capacidad instalada (que engloban tanto los activos operativos como los que actualmente están en construcción) de eólica, minihidráulica y cogeneración.

Además, cada accionista recibirá una cartera de proyectos eólicos, termosolares y de biomasa -en distintas fases de desarrollo- que supondrán cerca de 2.000 MW para cada sociedad.

El grupo energético español asegura que el acuerdo también contempla el reparto del resultado bruto de explotación (Ebitda) de Eufer, así como su deuda neta. De esta forma, afirma, "el efecto económico en los accionistas es neutro respecto a la situación actual".

Además, Gas Natural Fenosa adelanta que tras esta ruptura incorporará los activos adjudicados a su filial de energías renovables. De esta forma, la sociedad alcanzará de manera directa aproximadamente 1.000 MW de activos en régimen especial en operación a cierre de 2010.

Además, asegura que con estos activos tiene "la plataforma adecuada para la ejecución de los objetivos anunciados en su plan estratégico 2010-2014 en relación a energías renovables, con el tamaño necesario para afrontar el crecimiento orgánico e inorgánico de los próximos años".

La cifra

550 megavatios de capacidad instalada (entre activos operativos y en construcción ) recibirán tanto Gas Natural Fenosa como Enel.

Los dos socios reagrupan sus activos en energías verdes

Tras materializar la ruptura de Eufer, tanto Gas Natural Fenosa como su competidora italiana Enel van a llevar a cabo la reorganización de sus activos en renovables. El consejero delegado del grupo español, Rafael Villaseca, adelantó la pasada primavera que su objetivo es agrupar todos los activos de régimen especial (es decir, los renovables y de cogeneración) en una empresa independiente. En ella, también se integrará el 50% que se ha adjudicado en el reparto de Eufer. Enel camina en la misma dirección con el traspaso de los activos de energías renovables de Endesa a su sociedad Enel Green Power. Esta operación ha supuesto integrar Ecyr (la filial de renovables de Endesa) con la participación que Enel tenía hasta ahora en Eufer. El grupo italiano tiene previsto para este otoño la colocación en Bolsa de Green Power.