Según 'The Wall Street Journal'

Un gestor de fondos chino podría ser el sucesor de Warren Buffett

Un inversor chino que en su época de estudiante participó en las protestas de la plaza de Tiananmen de Pekín se perfila como el principal candidato a suceder al multimillonario Warren Buffett en la firma Berkshire Hathaway, según publica hoy el diario The Wall Street Journal.

El multimillonario estadounidense Warren Buffett
El multimillonario estadounidense Warren Buffett

Li Lu, de 44 años y quien ha ayudado a la firma de inversión de Buffett a firmar varios negocios en China, ha ganado puntos últimamente para convertirse en la persona encargada de gestionar la cartera de inversiones de 100.000 millones de dólares que tiene Berkshire Hathaway y que podría dejar de dirigir el multimillonario.

Buffett, que en un mes cumplirá 80 años y que está considerado el tercer hombre más rico del planeta, podría elegir a Li para que se ocupe de la inversión mientras que él seguiría al frente de la firma como consejero delegado, según detalló el diario neoyorquino.

Cualquier noticia relacionada con la sucesión de Buffett, al que se conoce también como el "oráculo de Omaha" por sus acertados análisis y predicciones en el ámbito económico, centra con fuerza la atención de los medios estadounidenses, que siempre se han hecho eco con vigor de la falta de interés del financiero por jubilarse.

"La labor de meterse en la piel de Buffett se encuentra entre las historias de sucesión empresarial más importantes en la historia corporativa moderna", señaló el diario en el artículo que dedica a Li y en el que recuerda que los fondos que gestiona para Buffett el inversor de origen chino han ganado un 26,4% desde 1998.

El diario detalla la historia personal de Li, quien creció en China en el seno de varias familias de acogida después de que sus padres fueran enviados a varios campos de trabajo durante la Revolución Cultural, y quien más tarde formó parte de quienes lideraron las históricas protestas en Tiananmen.

Tras los acontecimientos, que se produjeron el 4 de junio de 1989 y en los que centenares de personas murieron a manos de las fuerzas de seguridad chinas, escapó a Francia, desde donde llegó a Estados Unidos, donde se ha hecho un hueco importante en una de las firmas de inversión más grandes del mundo.

Según el rotativo, la estrategia inversora de Li supondría "un cambio significativo" con respecto a Buffett, debido "al gusto de Li por las compañías de altas tecnologías radicadas en Asia, mientras Buffett ha ignorado las inversiones en los sectores que no entiende".