No duda de la solvencia del sistema financiero

Zapatero cree que es "conveniente" que algunas cajas aumenten capital

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró hoy "conveniente" que "una parte significativa" de las cajas de ahorros aumenten capital, porque si así lo hacen "nadie duda de que el sistema financiero será más solido".

Eso a pesar de que los bancos españoles han salido con "fortaleza" de las pruebas de solvencia al sistema financiero europeo y "la mayoría de las cajas también", explicó Zapatero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Sin embargo, según los resultados de los denominados "estrés test", en la hipótesis económica más adversa, cuatro grupos de cajas no tendrían a finales de 2011 el necesario 6% de Tier 1, la proporción de recursos propios de una entidad de mayor calidad de todos los activos ponderados por riesgos.

Quizá por eso, Zapatero recordó que la nueva reforma de la Ley de ârganos Rectores de Cajas de Ahorros (LORCA) abre la puerta para que estas entidades puedan captar más fácilmente capital, algo "conveniente" para una parte significativa de las cajas, que cree que comparten esa misma idea.

En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo subrayó que la publicación de las pruebas de solvencia, unido a las últimas reformas aprobadas ha hecho que se recupere la estabilidad y la confianza de los mercados.

Un ejemplo de ello es que ha disminuido "de forma significativa" el coste de la deuda, aunque Zapatero reconoció que "hay que ser prudentes" ante esto, si bien espera que ésa sea la tendencia.

De hecho, ésta es una de las consecuencias de que el Gobierno haya puesto "todo el empeño" para que los mercados recuperen la confianza en la solvencia de España, después de varias "semanas difíciles" en las que ése fue el foco de la opinión pública internacional, admitió Zapatero.

Ahora, por el contrario, la estabilidad del sistema financiero se ha conseguido, el coste de la deuda se reduce y todos los datos de los indicadores muestran que la economía tiene "fuerza para crecer", explicó el presidente del Gobierno, que no obstante puntualizó, que el crecimiento "aún es débil".