580,9 millones de ingresos

Sol Meliá ganó 13,5 millones en el primer semestre y muestra signos positivos

La cadena hotelera Sol Meliá registró en el primer semestre unos beneficios de 13,5 millones de euros, 11,5 veces superiores a los 1,17 millones que ganó en el mismo periodo del ejercicio precedente, según informó la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La cifra de negocio de la compañía alcanzó los 580,9 millones de euros, lo que supone un aumento del 6,6% con respecto a los seis primeros meses de 2010, cuando el grupo ingresó 544,8 millones.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda), alcanzó los 97 millones de euros, lo que supone un incremento del 13%, y el ebitda hotelero aumentó un 15,5% tras nueves meses de caídas.

Por su parte, el RevPar -ingreso por habitación disponible- aumentó un 11,9%, una cifra "especialmente meritoria" si se tienen en cuenta los efectos de la crisis de la ceniza volcánica.

Concretamente, Sol Meliá estimó que "la deficiente gestión de la crisis provocada en el tráfico aéreo internacional por la nube de cenizas volcánicas" causó un impacto negativo en su Ebitda de 1,8 millones de euros. OPTIMISMO DE CARA AL VERANO.

"La industria sigue ofreciendo signos positivos", destacó la cadena hotelera, que recordó que la OMT espera que los turistas aumenten un 4% en 2010 y que las estadísticas de tráfico aéreo de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) evolucionan al alza.

Por mercados, en Europa se reactiva la demanda internacional de grupos de negocios mientras que en Latinoamérica y Caribe se registra un retorno a la normalidad. No obstante, el grupo reiteró su postura "prudente" por la incertidumbre que crea la recuperación y seguirá adelante con las medidas anti-crisis que viene aplicando desde hace dos años.

De hecho, insiste en fórmulas de crecimiento poco intensivas en capital o invirtiendo el producto de la venta de hoteles no estratégicos "en productos de mercado que representen una alta oportunidad".

El grupo mejoró "ligeramente" sus previsiones respecto al trimestre anterior, esperando una "mejor temporada de verano" y una evolución positiva de cara al futuro.

Sol Meliá espera que el RevPar y la ocupación de la temporada estival en España se sitúen por encima de los niveles de 2009 y que mantengan esta tendencia a tres meses, lo que permitirá a la cadena recuperar las pérdidas generadas por la crisis de la ceniza.

La tendencia de ocupación de otros segmentos como hostelería urbana española o Latinoamérica también sigue una tendencia positiva por el retorno a la normalidad en mercados como México.

La contención de la inversión y las medidas anti-crisis han hecho posible que la compañía haya reducido su deuda neta en 181 millones de euros, hasta 873,6 millones, gracias a la contención de la inversión y a las ventas de activos, como la marca TRYP por 33,5 millones, el hotel TRYP los Gallos por 10 millones y las desinversiones de dos participaciones minoritarias en hoteles de Cancún e Islas Canarias.

Sol Meliá mostró su satisfacción por el acuerdo con la hotelera norteamericana Wyndham Hotel Group en el marco de una alianza estratégica que incluye además acuerdos de expansión internacional. "La nueva marca TRYP by Wyndham" inicia una etapa en la que Wyndham y Sol Meliá desarrollarán la marca por todo el mundo", destacó, incidiendo en que supondrá la entrada de la marca en EEUU.

La cadena cuenta actualmente 26 hoteles en proceso de incorporación, y de las 7.289 habitaciones que representan, el 86% será incorporado por formulas de Gestión (79%) y Franquicia (7%), mientras que el 14% restante se regirá por acuerdos de alquiler.

En cuanto a los mercados y la tipología de hoteles, las marcas de escala media y superior (Tryp, Innside y Meliá) crecen fundamentalmente en las principales capitales europeas, especialmente del Reino Unido, Francia, Alemania, España e Italia, así como en Estados Unidos.