"Zapatero ha empezado a moverse en la buena dirección"

Aguirre: Hay que reformar el marco laboral "sí o sí" porque es "franquista" y está "obsoleto"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha manifestado, en el día en que La Comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso de los Diputados ha aprobado el dictamen del proyecto de ley de reforma laboral, que "el marco laboral hay que reformarlo sí o sí" porque es un sistema "franquista" que está "obsoleto".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre

"Creo que los casi cinco millones de parados se merecen que aprovechemos esta crisis para cambiar este marco laboral franquista y obsoleto", ha expresado la presidenta 'popular' en la conferencia de clausura en la que ha participado, enmarcada en los cursos de verano 2010, que organiza la Universidad Complutense de Madrid (UCM) en la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial.

En este sentido, ha señalado que no sabe por qué los sindicatos "defienden tanto" el actual mercado laboral. "Hay que acabar con la falacia de que cambiar el marco laboral consiste en abaratar el despido. Mentira. No es cierto. Se trata de facilitar la contratación", ha argumentado Aguirre.

Además, aunque ha reconocido que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "ha empezado a moverse en la buena dirección", también ha advertido de que, desde su punto de vista, no puede "inspirar mucha confianza porque lo que está haciendo es lo contrario de lo que ha venido predicando antes". Aguirre, ha añadido a esto que lo bueno de las crisis es que "no obligan a revisar y corregir todos los errores".

Por otra parte, ha abogado por reformar el marco energético para poder "ser competitivos" y para "no quedarnos estancados". Así, ha indicado que, a su juicio, "tenemos que tener una energía más barata, más limpia y más fiable con más garantía de servicio". "Ahora es el momento de plantear seriamente el debate sobre la energía nuclear", ha recalcado.

Dicho esto, ha señalado que es necesario llevar a cabo un "replanteamiento de la estructura y el funcionamiento" de las instituciones, es decir, de "la estructura del Estado" y, más concretamente, ha puntualizado que "puede que haya que replantearse alguno de los principios y algunas de las pautas de funcionamiento" en el Estado de las Autonomías puede porque "España no puede permitirse el gasto que supone las duplicaciones o triplicaciones de funciones, la proliferación exponencial de normativas que acaban rompiendo la unidad del mercado nacional ni la multiplicación de representaciones en el extranjero de las CC AA".

Finalmente, sobre la huelga en el Metro de Madrid que mantuvo a la capital sin servicios mínimos durante varias jornadas, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha sentenciado que no se puede "seguir consintiendo" que una huelga que "deja sin servicio público esencial a 6.300.000 madrileños la decidan 400 señores". Además, ha dicho que "si no hubiera sido por la crisis la opinión pública no hubiera estado tan sensibilizada a lo que suponen 7900 empleados públicos con un salario medio de 30.000 euros con un empelo fijo en el 98 por ciento, con 40 días de vacaciones".