La deuda neta del club se sitúa en los 442 millones

Los auditores sitúan las pérdidas de la última campaña del Barça en 77,1 millones

El vicepresidente económico del FC Barcelona, Javier Faus, ha presentado los resultados de la auditoría económica realizada por la empresa Deloitte, encargada por la anterior Junta Directiva, y que muestran que el club blaugrana cerró el pasado curso, temporada 2009-10, con un balance negativo de 77,1 millones de euros, cifra muy diferente a los 11,1 millones de beneficio que presentó el anterior tesorero, Xavier Sala i Martín.

Sandro Rosell, nuevo presidente del Barça.
Sandro Rosell, nuevo presidente del Barça.

Tras estudiar la auditoría, Faus ha explicado que lejos de los números presentados por la Junta de Laporta, cifras que no estaban auditadas, el club "no está en quiebra", pero ha apuntado que hay más gastos, menos ingresos y, por ello, el resultado de explotación, el resultado neto y los resultados después de impuestos son "negativos".

Si Sala i Martín anunció un ingreso récord e histórico de 445,5 millones de euros, tras la auditoría la cifra ha bajado hasta los 408,9 millones de euros, mientras que los gastos de la pasada temporada han crecido desde los 428,7 hasta los 477,9 millones de euros. El resultado limpio auditado es de -80,1 millones de euros (la Junta de Laporta presentó +9 millones) y, los beneficios tras impuestos es la citada de -77,1 millones de euros, no los +11,1 presentados en junio.

En total, el informe de Deloitte contiene diferentes salvedades e incertezas que, por criterio de "prudencia" y según Faus, la anterior Junta presupuestó en la parte de ingresos o gastos y que, por una cuestión formal, la empresa auditora ha recomendado que no se tengan en cuenta. Es en estas recomendaciones que recae la diferencia de las cuentas presentadas en su día por Sala i Martín y las presentadas hoy por la Junta Directiva de Sandro Rosell y el informe de Deloitte.

Sin querer entrar en "juicios de valor negativos" contra la anterior Junta Directiva, ni afirmar que hubo intención alguna a la hora de presentar unas cuentas que no son las correctas, simplemente se ha limitado a decir que las cuentas de Laporta "no reflejan" el estado actual ni "leal" del club. Además, señaló que él no hubiera realizado ciertas operaciones, como la adquisición de los terrenos de Viladecans que, en su día, costaron 18 millones de euros y que, según un tasador oficial, valen en la actualidad 5,5 millones.

La deuda más grande la historia

El asunto de Viladecans es una de las salvedades que incluye la auditoría, que destaca que la deuda neta del club blaugrana es la más grande de su historia, con 442 millones de euros. "No es por hacer electoralismo pero es lo que avanzó nuestro presidente, Sandro Rosell", manifestó Faus. Así, el vicepresidente económico ha asegurado que intentarán cumplir con la promesa electoral de la austeridad y llevar al club a una "excelencia de gestión económica" que se pueda equiparar a la "excelencia deportiva". "Poco a poco iremos ganando dinero para pagar los préstamos", apuntó.

El resto de salvedades de Deloitte son, además de la adquisición de los terrenos de Viladecans, la venta de una parcela de la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí -se vendió por 21,5 millones pero solo se ha cobrado el IVA (1 millón de euros)-, una amortización de 8 millones de euros del contrato de Henry que se pretendía cobrar y, con su marcha a los Red Bulls, no se cobrará, o el dinero que debe percibir por parte del RCD Espanyol como compensación por el fichaje del canterano blaugrana Baena.

Más complicado será resolver el contrato con Mediapro, inmersa en un concurso de acreedores. La productora, que posee los derechos televisivos del Barcelona, no tendrá en principio problemas para pagar al club blaugrana lo establecido en el contrato. Sin embargo, Deloitte ve salvedades en cuanto a las primas y premios a recibir por parte del Barcelona. Unas primas que Sala i Martín contempló en su totalidad y que la nueva Junta solo valora en parte -6,5 de los 13 millones de euros contemplados en premios y 4 millones de prima en vez de los 16 presupuestados antes de la auditoría

Laporta ratifica los resultados de su mandato y dice sentirse muy orgulloso

El ex presidente del FC Barcelona Joan Laporta ha afirmado hoy que se siente "orgulloso de haber presidido el Barça más catalanista, solidario y universal de su historia", y sobre los resultados económicos del club ha dicho que se ratifica en los expuestos hasta que terminó su mandato el pasado 30 de junio.

Según ha indicado Laporta en una rueda de prensa celebrada en un hotel de Barcelona, él asume la validez de los resultados dados a conocer por el ex responsable económico de su directiva Xavier Sala i Martín, cuando finalizó su mandato, y que presentaban un superávit de 11 millones de euros. "A partir de ahí -ha añadido- corresponde a la nueva junta directiva" dar cuenta de cómo se gestiona la economía del club.

"Lo único que quiero decir -ha afirmado Laporta- es que me siento orgullo de haber presidido el FC Barcelona" y de haber estado al frente "del Barça mas catalanista, solidario y universal", es decir, ha subrayado, con "el mejor Barça de su historia".

"El club ha experimentado un crecimiento muy importante en los últimos años, y aunque pueda resultar obvio decirlo, el Barça que he dejado es mucho mejor que el que me encontré en el 2003, por lo cual estoy muy orgulloso", ha afirmado.

"Al acabar mi mandato ya dije que no opinaría sobre cuestiones que afecte al club hasta dentro de un tiempo prudencial, para no perjudicar a la entidad, y más cuando lo que diga pueda ser susceptible de ciertas interpretaciones, de ciertas distorsiones", ha indicado.

En cualquier caso, el ex presidente ha dicho asumir "las cuentas aprobadas cuando (él y su junta directiva) terminamos el mandato", ha asegurado que también se siente orgulloso de esto, y ha reiterado que ahora "quienes tienen la responsabilidad de dirigir el Barça son los que deben decir como se gestionan" las finanzas del club.

Efe