Ayuda y estímulo para el sector

Iberdrola Renovables logra 132 millones en ayudas del 'plan Obama' en energía eólica

Iberdrola Renovables ha conseguido otros 170 millones de dólares (unos 132 millones de euros) en incentivos del fondo de estímulo para las energías renovables del Gobierno estadounidense, ayudas que pertenecen al conocido como Ley de Estímulo de la Economía o plan Obama. El Ejecutivo de Estados Unidos se los ha concedido por la puesta en marcha del parque eólico de Cayuga Ridge, según una nota de la compañía.

La filial de Iberdrola asegura que esta cantidad "supone el mayor incentivo logrado en la historia por una sola empresa para desarrollar un proyecto de energías renovables". La empresa ha recibido, desde la puesta en marcha del plan el año pasado, 867 millones de dólares (unos 672 millones de euros) para sus instalaciones en el país. Los fondos los concede el Departamento del Tesoro en efectivo directamente a las compañías inversoras por la puesta en marcha de instalaciones de energías renovables.

La eléctrica de renovables avanzó ayer que reinvertirá estos fondos "íntegramente" en el desarrollo de otros proyectos de renovables en el país, lo que le permitirá "consolidar su apuesta por Estados Unidos". Mantiene su intención de instalar 1.000 megavatios (MW) en el país entre 2011 y 2012.

El parque de Cayuga Ridge es "una de las instalaciones eólicas más grandes del mundo", con 300 MW de potencia instalada. Está situado en el estado de Illinois, al sur de Chicago. En su puesta en marcha han trabajado más de 300 personas.

Iberdrola Renovables afirmó que ha asegurado la rentabilidad de este proyecto eólico para los próximos 20 años, a través de un contrato a largo plazo con la empresa americana Valley Authority (TVA).

La filial de Iberdrola se ha convertido en el segundo operador eólico de Estados Unidos. Tiene presencia en 23 estados y cuenta con una capacidad instalada de 3.877 MW, repartida entre 41 parques eólicos. Tiene otros 850 MW en construcción.

Casi la mitad del total de la plantilla de la compañía trabaja en Estados Unidos, unas 800 personas.