Hasta los 23.762 millones de dólares

El déficit en cuenta corriente de Brasil se triplica en el primer semestre

La balanza por cuenta corriente de Brasil, que mide los intercambios con el exterior por transacción de mercancías, servicios, rentas y transferencias, se triplicó en el primer semestre hasta los 23.762 millones de dólares, informó hoy el Banco Central brasileño.

Uno de los ingredientes para el agravamiento de las cuentas externas de Brasil fue la caída del superávit comercial, que se redujo a casi la mitad, hasta los 7.878 millones de dólares.

Las exportaciones han declinado paulatinamente y las importaciones se han fortalecido en los últimos meses por el vigor del real frente al dólar y otras divisas, entre otros factores, lo que también ha colaborado en el debilitamiento de la cuenta de servicios.

Este indicador, que aglutina viajes, seguros, servicios financieros y empresariales, entre otros, agravó su déficit hasta los 13.860 millones de dólares, un 70,8% más de lo registrado en los seis primeros meses del año pasado, según los datos facilitados por la autoridad monetaria.

En cuanto a las rentas, Brasil registró un déficit de 19.388 millones de dólares en el semestre, un 32,47% más que entre enero y junio del año pasado.

Las transferencias netas, la diferencia de las remesas de los brasileños en el exterior con los envíos al extranjero, arrojaron un saldo positivo de 491 millones de dólares, una cifra un 15% más baja que la registrada en el primer semestre de 2009.

El Banco Central también informó de la reducción del flujo de inversiones extranjeras directas en el país en un 4,7% en comparación con el primer semestre del año anterior hasta los 12.058 millones de dólares.

Las reservas internacionales del país ascendieron a 253.000 millones de dólares a final de junio, un valor inédito en la historia del país.