Mercados

La Bolsa recupera ritmo y acorta distancias con Europa

El Ibex gana el 4% en la semana y acumula un alza del 12% en el mes, frente al 5,6% del Euro Stoxx. La banca ha sido un apoyo decisivo.

La semana ha sido una de las más importantes del año, e incluso de la crisis financiera. El resultado de los test de estrés a la banca, que se publicaron el viernes con los mercados europeos ya cerrados, ha dado a conocer a los inversores el estado real de las finanzas de las entidades. Pero durante los días previos, los mercados han permanecido a la expectativa de cualquier mensaje o pista que pudiera darse al respecto. Las filtraciones del balance del examen, que adelantaron que BBVA y Santander lo pasarían con buena nota, han actuado como palanca sobre estos dos valores, que en lo que va de mes ganan el 14,26% y 15,73%. Sus subidas, junto con la de Telefónica en el mismo periodo (8,95%), han permitido que el Ibex acorte distancias con Europa. El indicador español gana el 12,14% en julio, frente al 5,6% del Euro Stoxx. El sector bancario europeo agrupado en el índice Stoxx ha remontado el 9,28% este mes.

En la última semana, el Ibex ha sumado el 3,97% y ha marcado el último cierre por encima de los 10.300 puntos. Ese nivel significa que ha regresado a las cotas de principios de mayo, justo antes de que se recrudeciera la crisis griega.

En Europa el optimismo también ha asomado a los indicadores de renta variable. El Euro Stoxx ha subido el 2,78% en cinco jornadas, e índices como el Cac, el Dax y el Footsie han avanzado el 3,05%, 2,09% y 2,98%, respectivamente.

Además de las buenas expectativas de los test de estrés, se han producido otras noticias de calado que han insuflado más compras en las Bolsas. El Tesoro español realizó una nueva emisión de letras de 12 y 18 meses que pudo colocar sin ningún problema y a unos tipos de interés inferiores a los junio. Por otro lado, ha continuado la publicación de los resultados empresariales que, de momento, están cumpliendo con las expectativas. Todo esto ha permitido que la prima de riesgo se haya reducido. En una semana ha pasado de 185 a 164 puntos básicos, lejos ya de los 221 máximos que alcanzó a mediados de junio.

En la semana el Dow Jones sube el 3,24%, y el S&P y el Nasdaq, el 3,55% y 4,15%. El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, confirmó el pasado miércoles ante el Senado que la recuperación económica sigue inmersa en una situación de "inusitada incertidumbre", y que se tomarían las medidas necesarias para conseguir el crecimiento necesario. El mercado se ha vuelto bastante prudente con este mensaje y ha optado por mantenerse al margen. El viernes, el S&P y el Nasdaq ganaron el 0,82% y el 1,05%, respectivamente.

Momento clave

Para los analistas técnicos, las Bolsas han llegado a unos niveles importantes. La firma Noesis comentaba en su último informe que "el Ibex se encuentra en un movimiento lateral con una importante resistencia en los 10.352 puntos. En caso de que los superara cosa que sucedió en la última sesión llevaría al índice a un escenario de mayor sesgo alcista, lo que dependerá de la evolución de los soportes".

Desde el punto de vista más fundamental, los expertos contemplan igualmente unos mercados alcistas. "Las perspectivas no son malas. Santander y BBVA han superado los test de estrés y tienen un importante peso en el Ibex, al igual que Telefónica, que sigue un comportamiento positivo, o Inditex, cuya ponderación va en aumento. Esta situación puede provocar una tendencia positiva en la Bolsa española, que cada vez es más ajena a la crisis real por su propia composición", explica Javier Barrio, responsable de ventas institucionales en España de BPI.

Los analistas reconocen que la publicación de los test de estrés es importante, aunque no lo es todo para los mercados. "Lo considero una condición necesaria, aunque lamentablemente no es suficiente para que se elimine la crisis de confianza que existe dentro del sector y hacia el sector", explicaba José Luis Martínez, estratega de Citi, el viernes antes de conocer el resultado. Su opinión, al igual que la de otros especialistas, se basa en lo que ocurrió hace un año con EE UU. "Los bancos recuperaron terreno en Bolsa en el corto plazo, pero no marcaron tendencia en el medio plazo. El S&P, por ejemplo, cotiza en los niveles de septiembre de 2009", explica Luis Benguerel, responsable de renta variable y derivados en Interbrokers.

A pesar de que en las últimas sesiones ha predominado el optimismo, el mensaje principal de los analistas sigue siendo de cautela. "La situación es complicada", apunta Benguerel. Los problemas de la deuda de los Gobiernos y las dudas que existen sobre el crecimiento económico seguirán siendo el foco de atención de los inversores. "Hay que tener cuidado con los rebotes, te puedes quedar enganchado", señala Benguerel.

Santander y BBVA suben en Wall Street tras el test

El resultado oficial de los test a la banca no lo pudieron recoger los valores europeos porque se publicó cuando ya los mercados habían cerrado. Sin embargo, la primera lectura que han dado los inversores al examen se pudo constatar a través de las cotizaciones de las entidades presentes en la Bolsa de Nueva York a través de ADR (American Depositary Receipt), que son certificados negociables emitidos por bancos estadounidenses y denominados en dólares que representan una acción o un paquete de títulos de una entidad extranjera.

Santander y BBVA cotizan en Wall Street a través de ADR. El viernes concluyeron con ascensos del 1,5% y 2,5%, respectivamente, en una jornada moderadamente alcista para el mercado estadounidense. El alemán Deutsche Bank y el francés BNP Paribas, que también se sometieron al test, subieron en Wall Street un 0,4% y un 1,6%, respectivamente.

Los dos grandes bancos españoles acumulan una fuerte recuperación en el Ibex desde que marcaran mínimo curiosamente en el mismo nivel, 7,35 euros, a principios de junio. Desde entonces, BBVA ha recuperado el 34% y Santander, el 37,55%, aunque en 2010 permanecen en negativo.