Dice el ministro de Finanzas

Grecia espera en septiembre 9.000 millones de la ayuda de la UE y el FMI

El ministro de Finanzas griego, Yorgos Papaconstantínu, expresó su certeza de que Grecia recibirá en septiembre el segundo tramo de ayudas, por valor de 9.000 millones, porque el país cumple con las condiciones de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En una entrevista publicada hoy en el semanario financiero griego Kósmos tu Ependitís, el ministro declaró que "hemos cumplido con las condiciones y hemos ido incluso más allá con la tramitación de una ley de pensiones".

Los países socios de la zona euro y el FMI cerraron en mayo un paquete trienal de ayudas de 110.000 millones de euros para salvar al país de la bancarrota, pero condicionado a una serie de reformas estructurales.

El primer tramo 20.000 millones de euros se entregó en mayo, y será seguido por otros 9.000 millones de euros en septiembre, perteneciendo 2.500 millones de euros al FMI y 6.500 millones de los socios del euro.

El tercer tramo, también de 9.000 millones de euros, está previsto para finales de noviembre.

Todo dependerá del informe que elaborarán los expertos de las tres entidades que tienen previsto iniciar una visita de inspección el próximo a la capital helena.

En esa inspección, los expertos revisarán los progresos alcanzados en la reducción de los gastos del Estado, en la recaudación de las nuevas cargas impositivas y los primeros resultados de las medidas contra la evasión de impuestos.

Además, la mayoría del Parlamento griego ya aprobó unas leyes que en el sector público reducen los sueldos, congelan los nuevos contratos, elevan la edad de retiro a los 65 años y recortan las pensiones.

Una nueva ley laboral en el sector privado facilita los despidos, congela los aumentos salariales este año, recorta las pensiones y aumenta la edad de completa jubilación en cinco años, también hasta los 65.

En un informe preliminar publicado en junio, los tres organismos alabaron los esfuerzos griegos pero puntualizaron que aún quedaban recortes que aplicar en el sector sanitario y solucionar el fraude en la seguridad social.

Durante la aplicación del programa de ahorro por parte del ejecutivo socialista en lo que va el año, se ha logrado reducir el déficit estatal en un 41% en el primer semestre del año respecto al mismo periodo de 2009 y se espera que se logre reducir el déficit estatal del 13,6% del PIB en 2009 al 8,1 por ciento este año.

Pero la inflación sigue subiendo y roza el 5,2% interanual en junio y el desempleo alcanzó el 11,7 por ciento en el primer cuarto del año, lo que ha llevado a aumentar el descontento social y en lo que va año se han celebrado ya siete huelgas generales.