Remodelación del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio

Sebastián sacrifica a Ros en Telecomunicaciones en la renovación de Industria

El Ejecutivo eleva a secretaría de Estado el área de comercio exterior.

El Consejo de Ministros aprobó el viernes una remodelación del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio que incluye una sustitución inesperada: la del secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, por Bernardo Lorenzo Almendros, hasta ahora director general de Telecomunicaciones. El departamento dirigido por Miguel Sebastián queda articulado en torno a tres secretarías de Estado: Energía; Comercio Exterior; y la ya citada de Telecomunicaciones. Pedro Marín seguirá al frente de Energía mientras que Alfredo Bonet será secretario de Estado de Comercio Exterior, elevándose de rango este área. Fernando Salazar será el nuevo vicepresidente ejecutivo del Icex.

Al tiempo se elimina la Secretaría de Estado de Turismo, que se reconvierte en una Subsecretaría de Industria, Turismo y Comercio en la que seguirá al frente Joan Mesquida. Habrá también una Secretaría General de Industria, que tendrá rango de subsecretaría y de la que dependerán la Dirección General de Industria y la Dirección General de Política de la Pyme.

La reunión ministerial aprobó también la reorganización del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, que pasará de tener cuatro secretarías de Estado a tres (desaparece la de Iberoamérica), y de 17 a 13 direcciones generales. La remodelación supone un ahorro de dos millones de euros.

Malestar en todo el sector turístico

La degradación de rango de la actual Secretaría de Estado de Turismo por una secretaría general levantó ampollas el viernes en el sector. La patronal hostelera denunció que es "un error que puede tener graves consecuencias en el actual momento de crisis". Para las Cámaras de Comercio es una "mala noticia". Desde Sol Meliá se calificó como "error histórico". No aplacó el malestar que el Gobierno aprobara también 200 millones para modernizar las infraestructuras turísticas.