Programa Dividendo Flexible

Los consejeros de Iberdrola acuden a la ampliación de la compañía

Los consejeros de Iberdrola suscribirán la ampliación de capital que, como parte del programa Dividendo Flexible de la empresa, les daba la opción de elegir entre recibir la retribución en efectivo o en títulos de la empresa, tal y como han ido comunicando esta semana a la CNMV.

De los 14 consejeros de Iberdrola, el único que no ha remitido en los últimos días una notificación al regulador es Samantha Barber, quien no declara ante el supervisor bursátil la posesión de ninguna acción de la empresa y, por ello, no recibe dividendo.

Entre los consejeros que declaran expresamente haber optado por hacerse con acciones figura el presidente de la empresa, Ignacio Sánchez Galán, que se hizo con 103.172 títulos y que declara una participación de 2,65 millones de acciones, cuyo valor a precio de mercado ronda los 14 millones de euros. También figuran entre los vocales los representantes de la BBK, Xavier de Irala; de Bancaja, José Luis Olivas, y de Unicaja, Braulio Medel. De las sociedades con mayor participación, entre las que figura ACS con un 12,6%, ninguna declara si acudió a la ampliación porque no tiene obligación de hacerlo.

IBERDROLA 6,50 0,00%

La aplicación de este programa hizo que Iberdrola ampliase capital en un 2,47% para responder a la demanda. La compañía calcula que el 64% de su capital eligió recibir el dividendo en acciones gratuitas, en vez de hacerlo en efectivo. En paralelo, un 35,9% del capital, propietario de 1.884 millones de derechos de voto, optó por la retribución en efectivo. En total, la empresa deberá desembolsar 359,89 millones.