Reconversión de la navegación aérea

El Gobierno lanza la privatización del control de torre en los aeropuertos

Fomento cumple el calendario que se fijó para modernizar el control aéreo en España. Mañana toca que el Consejo de Ministros apruebe el marco, con los requisitos que deben cumplir aquellas empresas distintas a AENA que aspiren a convertirse en proveedores de servicios de control en las torres de los aeródromos.

José Blanco mantiene su ritmo en el objetivo de reformar de manera profunda la actividad del control de tráfico aéreo en España, según el calendario que él mismo comunicó en el Parlamento el pasado mes de febrero. Con ocasión de su comparecencia ayer en el Congreso de los Diputados, donde intervino para detallar el recorte del gasto en obras públicas de infraestructura, no pudo evitar la tentación de hacer una referencia al tema que ocupa una parte prioritaria de sus inquietudes y de sus esfuerzos.

Blanco anunció que el Consejo de Ministros, que se celebra hoy, tiene previsto aprobar la normativa que permitirá la entrada de empresas privadas para proveer servicios en algunas torres de control de los aeropuertos españoles.

El titular de Fomento precisó que la norma, con rango de real decreto, regulará el proceso de certificación de nuevos proveedores de servicios de navegación aérea. Blanco fijó como fecha de referencia el próximo octubre para convocar los procesos de licitación que permitirán seleccionar a estos proveedores. Los títulos habilitantes estarán repartidos entre los candidatos antes de que finalice el presente ejercicio.

Cuatro aeródromos podrán contratar de manera inmediata a las empresas

La privatización de los servicios en algunas torres de control de la red de los aeropuertos españoles esta contemplada en la normativa de abril último por la que se modificó las condiciones de trabajo de los controladores aéreos.

El anuncio realizado por Blanco a grandes pinceladas, ha sido concretado, en sus pequeños detalles, por diferentes fuentes técnicas consultadas por este diario.

Estas fuentes dijeron que la norma que aprobará el Consejo de Ministros excluye cualquier proceso de privatización de los centros y las actividades de control de tráfico aéreo en ruta y en las aproximaciones de los grandes aeropuertos. Esto es, que la gestión de lo que se llama en términos coloquiales las autopistas del cielo seguirá teniendo carácter público y estarán directamente gestionadas por el Estado, a través de AENA, como ocurre hasta la fecha.

Los servicios que se someterán de manera paulatina a la posibilidad de que sean prestados por empresas distintas de AENA, son los llamados de torre. En ellos se incluirá con toda probabilidad la aproximación de los aeródromos con poco tráfico, la asistencia a los despegues y aterrizajes y el carretero por las pistas hasta o desde las zonas de aparcamiento.

Una vez que se hayan elegido a los futuros operadores de control de torre entre los candidatos, se dará paso a la iniciativa de AENA. En su condición de propietario de la red publica de aeropuertos españoles propondrá a Fomento los aeródromos en los que se privatizará el servicio en un primer momento. Al margen de esta lista, de manera inmediata existirán cuatro aeródromos que podrán contratar a las nuevas empresas habilitadas. Se trata de las terminales privadas de Ciudad Real, Lérida, Murcia y Castellón.

El descanso de los controladores, regulado por ley

El Ministerio de Fomento está a punto de remitir al Consejo de Ministros un real decreto por el que se regulará la actividad y el descanso de los controladores aéreos en España.

La iniciativa es una novedad en el panorama del sector del control aéreo en Europa, ya que sólo en el Reino Unido existe una normativa de estas características. En España se produjo un precedente cuando el Gobierno aprobó en Consejo de Ministros una norma por la que se establecía por ley las secuencias de actividad y descanso de los pilotos de líneas aéreas.

El primer borrador del real decreto que regulará la vida laboral de los controladores fue presentado en marzo a los sindicatos USCA, UGT y Comisiones Obreras, a AENA y a las compañías aéreas por la secretaria de Estado del Ministerio de Fomento, Concepción Gutiérrez. Posteriormente el texto ha seguido su tramitación normal y ahora está en fase de información por el Consejo de Estado. Fuentes de Fomento confiaron en que pueda ser remitido al Consejo de Ministros en fecha breve.

Fuentes del sindicato de controladores dijeron que el texto que ellos conocen "está calcado" del que se aplica en el Reino Unido a los trabajadores del principal proveedor de servicios de control de aquel país, NATS. Al parecer se fijarán turnos de seis días de trabajo y cuatro de libranza. USCA señala que el aspecto más conflictivo de la nueva norma es el que se refiere al llamado "día de sueño". Se trata de la consideración de jornada de trabajo o de descanso en el día en que un controlador termina de madrugada su turno de noche.

Convenio

Sin noticias de la dirección de USCA

-Jueves 15: los negociadores de USCA exigen a AENA un informe sobre modificaciones en los beneficios sociales para seguir avanzando.

-Lunes 19: AENA aporta la documentación y las partes conciertan una reunión inmediata.

-Jueves 22: la dirección del sindicato de controladores permanece reunida con sus asesores legales y no da señales de vida.