Ruptura de relaciones de Venezuela con Colombia

Venezuela da 72 horas al personal de la Embajada de Colombia para salir del país

El canciller venezolano, Nicolás Maduro, anunció hoy que "dio 72 horas" al personal de la Embajada de Colombia en Caracas para que abandone el país y que ordenó el "cierre" de la legación diplomática venezolana en Bogotá.

"Nuestro embajador se encuentra ya en Caracas, se han dado las órdenes para cerrar la Embajada en Bogotá, y hemos dado 72 horas para que se cierre la Embajada" colombiana en Caracas, declaró Maduro a los periodistas desde la sede la cancillería venezolana.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, respondió hoy con una ruptura de relaciones diplomáticas con Colombia a las denuncias de la presencia de guerrilleros en su país presentadas horas antes por el Gobierno colombiano ante la OEA.

Chávez consideró "una agresión" la exposición del embajador de Colombia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Alfonso Hoyos, en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente del organismo, y afirmó que "por dignidad" rompía los lazos con el país vecino.

Inmediatamente, el Gobierno colombiano, por medio del embajador Hoyos, calificó de "errónea" la decisión y lamentó que Chávez no rompa los lazos con "bandas criminales" como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

También con rapidez el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, hizo un llamamiento a ambos gobiernos para que "calmen los espíritus" y busquen "un camino" para superar su crisis y la ruptura de sus relaciones cuanto antes.

"Hago un llamado a calmar los espíritus y buscar un camino" para resolver sus diferencias, dijo el titular de la OEA.

Insulza ofreció de nuevo sus "buenos oficios" y la "mediación" de la OEA.

Las siempre difíciles relaciones colombo-venezolanas atraviesan por esta nueva crisis después de que la semana pasada el ministro de Defensa de Colombia, Gabriel Silva, anunciase que tenía pruebas contundentes de que jefes de las guerrillas de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) se esconden en Venezuela.

Hoyos afirmó hoy que hay unos 1.500 guerrilleros en 87 campamentos en Venezuela, y presentó fotos y mapas para probarlo en una larga exposición, en la que también llamó al Gobierno venezolano a colaborar en la lucha contra las guerrillas y pidió que se envíe una comisión internacional para verificar esas denuncias.

Según el embajador colombiano, la presencia de las guerrillas en Venezuela es "consolidada", "activa" y "creciente".

El embajador venezolano ante la OEA, Roy Chaderton, puso en duda las pruebas presentadas al considerarlas una "mentira evidente" y "maliciosa", y subrayó que se sentaría un "precedente curioso" si la OEA permitiera visitas a cada país miembro para pronunciarse sobre asuntos "internos".

También dijo que Venezuela es la "primera víctima" del conflicto en el país vecino, después de la propia Colombia, y criticó al presidente saliente, Álvaro Uribe, por no haber alcanzado la paz.

Uribe ha guardado silencio sobre los últimos acontecimientos, al contrario que Chávez que habló largo y tendido ante las cámaras acompañado del que fuera astro del fútbol argentino Diego Armando Maradona, que se encuentra de visita en Caracas.

El presidente venezolano declaró que Uribe está "enfermo" de odio hacia Venezuela y que es capaz de crear un conflicto armado antes de dejar el poder, el próximo 7 de agosto.

Del próximo presidente colombiano, Juan Manuel Santos, manifestó hoy que espera que no tenga que ver con la "agresión" colombiana que, a su juicio, sufrió Venezuela en la OEA.

"Espero que el nuevo presidente (Santos) no esté enterado de esta agresión. Espero que tome algunas cartas racionales en el asunto porque creo que hay una locura desatada en el palacio de Nariño", agregó Chávez.

Varios políticos colombianos coincidieron hoy en tildar de "lamentable" la decisión del presidente venezolano.

"Es lamentable" que esta ruptura se produzca ahora "cuando precisamente el cambio de Gobierno (en Colombia) podía llevarnos a ser optimistas de que habría una nueva etapa en las relaciones de los dos países", comentó el ex presidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998).

Guillermo Fernández de Soto, que fue canciller en el gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002), alertó de que "se le complica la situación" al nuevo Ejecutivo, y la también ex canciller y ex embajadora en España María Emma Mejía dijo que es un "hecho sin antecedentes que dificultará mucho más al nuevo Gobierno normalizar esas relaciones".

Para Maradona, que manifestó hoy su admiración por Chávez, "el pueblo colombiano no tiene la culpa" del conflicto.

EE UU dice que la ruptura de relaciones no es la forma de reducir tensiones

Estados Unidos considera que la ruptura de relaciones de Venezuela con Colombia, anunciada hoy, "no es la forma apropiada" para reducir las tensiones entre ambos países, según dijo el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley.

El Gobierno de Colombia, añadió, "ha instado a Venezuela a que haga más esfuerzos para limitar la presencia y la acción de las FARC", la organización guerrillera Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

"Es importante que ambos países trabajen para reducir las suspicacias mutuas y para aplicar plenamente sus compromisos bajo los tratados correspondientes contra el terrorismo, y las resoluciones de las Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos", añadió Crowley.

"La ruptura de lazos o de la comunicación -dijo- no es la forma apropiada para alcanzar esos fines".