3.080 fueron incautados en España

La UE interceptó en 2009 unos 43.500 bienes falsificados, un 12% menos

Las aduanas de la UE interceptaron en 2009 unos 43.570 cargamentos de productos falsificados, de los cuales 3.080 fueron incautados en España, lo que supone una caída del 12% y del 9% respectivamente con respecto al año anterior, según un informe publicado hoy por la Comisión Europea (CE).

Este descenso, el primero tras siete años de aumentos continuados, se debe "al impacto de la crisis económica internacional en las actividades comerciales", según explica el Ejecutivo comunitario en el documento.

No obstante, las autoridades aduaneras de la UE "trabajan cada vez más, y cada vez es más difícil detectar los productos falsificados", señaló un experto de la Comisión al presentar los resultados del informe.

El notable incremento del número de intervenciones aduaneras en la última década -desde los 5.000 casos de 1999 hasta 43.500 en 2009- refleja esta tendencia, así como "una cooperación más estrecha con el sector privado, y una mayor eficacia de los controles aduaneros", según el informe.

España ocupa el quinto puesto

España ocupa el quinto país en la lista de estados miembros que interceptaron más cargamentos de productos que infringían las leyes de propiedad intelectual en 2009, por detrás de Alemania (8.320 casos), Italia (5.190), Hungría (4.040) y Bélgica (3.700).

Por número de productos falsificados, España estaría en décima posición, con 4,4 millones de bienes incautados del total de 118 millones interceptados en toda la UE, aunque este indicador "es menos significativo" que el número de cargamentos, según la antes citada fuente de la CE.

Entre las conclusiones del informe, destaca que el contrabando afecta cada vez más a "bienes utilizados por los consumidores en su vida diaria", mientras que anteriormente los más falsificados eran los productos de lujo.

Los cigarrillos fueron la categoría de productos que acaparó más incautaciones, con un 19% del total, seguida de otros productos relacionados con el tabaco, como los puros o el papel de fumar, que supusieron el 16%.

En tercer lugar se situaron las etiquetas y las pegatinas (13%), seguidas de los medicamentos y preservativos (10%), los juguetes y videojuegos (6%), los CD y DVD vírgenes (5%) y la ropa, con el mismo porcentaje.

Entre las tendencias a la alza de las falsificaciones figuran los artículos de belleza y maquillaje, los medicamentos y los bienes vendidos a través de internet, destacó el experto de la Comisión. El aumento de interceptaciones de envíos postales -la única vía de entrada de las falsificaciones a la UE que registró una subida anual de casos- refleja la creciente actividad comercial ilícita en la red, ya que la mayoría de los productos falsos comprados en línea son enviados por correo, añadió la fuente de la CE.

En concreto, las autoridades aduaneras de la UE detectaron unos 15.000 casos de contrabando por correo, frente a los 12.000 casos de 2008, lo que supone un 34% del total.

La primera vía de entrada a la Unión de las falsificaciones sigue siendo la aérea, con un 38% del total. En tercer lugar, y a gran distancia de los dos primeros, se sitúa el transporte por carretera (13%), seguido del marítimo (9%).

China se mantiene como principal país de origen de las falsificaciones que llegan a la UE, con el 64% del total de casos interceptados.

Este país encabeza ocho de las once categorías generales de bienes falsificados, y en tres de ellas es el líder absoluto, con el 80% o más del total de casos detectados en las aduanas europeas: los productos eléctricos y electrónicos, los teléfonos móviles y sus accesorios y el calzado.

Asimismo, Turquía es el principal país originario de los productos alimentarios y bebidas -incluidas las alcohólicas- de contrabando, con un 57% del total, mientras que Egipto lidera la categoría de juguetes y videojuegos falsos (63%).

Por último, los Emiratos Árabes Unidos se sitúan como el mayor exportador de medicamentos falsificados o que violan los derechos de patente, con un 73% del total.