Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012

Vivienda suprime la ayuda directa a la compra pero mejora el acceso al crédito

El Ministerio de Vivienda suprimirá en 2011 y 2012 la ayuda directa por la compra de vivienda prevista en el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación, que oscila entre los 5.000 y 12.000 euros. A cambio, el Gobierno permitirá que la banca financie hasta el 90% de la compra de una casa de protección oficial, límite que, hasta ahora, se situaba en el 80%.

Los recortes presupuestarios impuestos desde Moncloa afectarán al Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012. El Gobierno suprimirá la ayuda directa a la compra de vivienda, según pudo saber CincoDías de fuentes del sector. El Gobierno concede, por regla general, 8.000 euros a los compradores con ingresos anuales inferiores a 15.975 euros (2,5 veces el indicador público de renta de efectos múltiples).

El importe de la ayuda puede ascender hasta los 12.000 euros en función del número de hijos del solicitante. Este tipo de ayudas se limita a los adquirentes de viviendas protegidas o de casas de segunda mano. En 2009, se concedieron 310 millones de euros por este concepto.

A cambio de eliminar la ayuda directa a la compra de casa, la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, flexibilizará las condiciones para acceder a hipotecas cuando se adquiera una VPO. La banca, a partir de 2011, podrá financiar hasta el 90% del valor de la vivienda protegida en lugar del 80% actual. Estas son las dos únicas modificaciones que contempla el Gobierno que afectan directamente a los adquirentes. El resto de recortes se cierne sobre las promotoras y las comunidades autónomas.

Se elimina la subvención por urbanizar suelo para construir pisos protegidos

Así, Vivienda eliminará este año la llamada reserva de eficacia. Hasta ahora, las comunidades podían sobrepasar hasta en un 20% los objetivos acordados con la Administración central. La mayor ejecución se financiaba a través de la reserva de eficacia, un fondo que se nutre con los importes que devuelven las comunidades que no agotan las ayudas.

En cualquier caso, Vivienda será flexible y permitirá modificar los objetivos convenidos siempre que no se traduzcan en un incremento presupuestario. Es decir, una comunidad que haya concedido más ayudas de las previstas a la promoción de vivienda protegida en alquiler podrá cubrir ese exceso de ejecución reduciendo los objetivos en otras líneas.

Las regiones se juegan 635 millones

El deterioro de las finanzas públicas también lleva al Ministerio de Vivienda a endurecer el control sobre las comunidades autónomas, que aún no han justificado el destino de 635 millones del Plan Estatal de Vivienda 2005-2008.

El Gobierno restará del pago de las ayudas de este año el importe que cada comunidad no haya justificado del plan de vivienda anterior.

Además, el ministerio de Corredor no renovará la subvención a las regiones para la gestión de las ventanillas únicas que se ocupaban de informar sobre las ayudas para promotores y ciudadanos que prevé la legislación en el mercado de vivienda. El Gobierno entiende que tras dos años de vigencia del plan de vivienda existe ya suficiente conocimiento del mismo. En cualquier caso, semantendrán las ventanillas de información y gestión de las áreas de rehabilitación de conjuntos históricos, centros urbanos, barrios degradados y municipios rurales y también las de renovación urbana.

El Ministerio de Vivienda debatirá con las comunidades autónomas todas estas medidas en una conferencia sectorial que se celebrará probablemente la próxima semana.

Por otro lado, el Gobierno también ha decidido suprimir la subvención a los promotores por la adquisición o urbanización de suelo destinado a la construcción de viviendas de protección oficial. Las ayudas, por regla general, se fijaron en 2.000 euros por vivienda protegida para las empresas que adquirieran y urbanizaran suelo para construir VPO. Además, la legislación contempla una subvención adicional en función del porcentaje sobre el total que se destine al alquiler, ayuda que también desaparecerá a partir del próximo año.

Por otro lado, Corredor también reducirá las subvenciones previstas para la promoción de viviendas protegidas en régimen de alquiler. Estas ayudas ascienden, por regla general, a 250 euros por metro cuadrado útil de VPO destinada al mercado de arrendamiento. La cuantía del recorte aún debe determinarse.

Los promotores pierden beneficios

Los promotores perderán una parte importante de los incentivos que contempla el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012. En particular, los recortes afectarán, sobre todo, a las compañías que compren y urbanicen suelo para construir VPO.

Fuentes del Ministerio de Vivienda argumentan que la prioridad ahora del Gobierno pasa por reforzar la rehabilitación. Y recuerdan que, en 2009, la línea menos solicitada del plan fue la de promoción de vivienda protegida de nueva construcción.

En cualquier caso, resaltan que, en cinco años, el Gobierno ha puesto en marcha 500.000 viviendas protegidas, un 46% más que en las dos legislaturas anteriores. Además, desde 2004, más de un millón de ciudadanos han accedido a algún tipo de ayuda estatal para acceder al mercado de la vivienda.

UN RECORTE DE PESO

El Plan Estatal de Vivienda 2009-2012 contaba con un presupuesto inicial de 10.188 millones, cifra que se reducirá con los recortes previstos para 2011 y 2012. El ministerio aún no ha determinado el porcentaje exacto del tijeretazo, aunque podría rondar el 15%.