La norma censura los contenidos

Pekín dice que Google ha prometido "obedecer la ley" china

Las autoridades chinas señalaron que la renovación de la licencia del gigante estadounidense de internet Google Inc. para operar en su país se produce después de que la californiana prometiera "obedecer la ley" que censura contenidos, informó hoy Radio Internacional de China (CRI).

Las autoridades chinas señalaron que la renovación de la licencia del gigante estadounidense de internet Google Inc. para operar en su país se produce después de que la californiana prometiera "obedecer la ley" que censura contenidos, informó hoy Radio Internacional de China (CRI).

Zhang Feng, un directivo del Ministerio de Industria y Tecnologías de la Información, señaló que Google prometió obedecer la ley y no suministrar contenidos catalogados como subversivos.

El funcionario confirmaba así el anuncio realizado por la multinacional en su web el pasado día 9 en el que decía que había conseguido renovar su licencia después de que Pekín amenazara con no hacerlo si no se ceñía a la censura, después de seis meses de tensiones por estas limitaciones.

GOOGLE 1.398,80 -1,60%

Durante ese conflicto, la cuota de Google en el mayor mercado de internet del mundo, con 420 millones de usuarios, bajó desde el 35,6 por ciento hasta el 30,9 por ciento en el primer trimestre del año.

Zhang agregó que con la renovación, Google se compromete a no facilitar información que "amenace la seguridad nacional, dañe los intereses de China, instigue al odio étnico, divulgue superstición, dañe la estabilidad social o suministre pornografía o violencia".

El conflicto empezó en enero, cuando Google anunció que su versión china, google.cn, dejaría de operar tras denunciar un "ciberataque" contra los correos privados alojados en sus servidores de periodistas, disidentes y empresarios en China.

Tras este ataque, del que Google acusó al gobierno, la firma aseguró que permanecería en China si Pekín cesaba en sus exigencias de censurar las búsquedas de contenidos críticos con el régimen. Desde marzo, Google reenviaba el tráfico chino de búsquedas a través de su sitio en Hong Kong, libre de censura, lo que desató las iras de Pekín, hasta que ayer el gobierno confirmó la renovación.

La multinacional anunció acto seguido en su página web el cierre de dos servicios de internet en China y que finalizaría su apoyo técnico para un popular foro en ese país. Los servicios de ránking de web y estilo de vida, y el apoyo tecnológico de Google al foro Tianya.cn, dejarán de funcionar debido a "una demanda inferior a lo esperado".

"Siempre hemos intentado desarrollar nuevos productos y servicios para nuestros usuarios. Algunos han tenido un gran éxito y otros fallaron", explica el comunicado publicado en la web de Google. Analistas locales citados hoy por el diario "China Daily" aseguran que la decisión de Google tiene sentido porque esos servicios no han contribuido lo suficiente a sus resultados.