El máximo previsto

El Tesoro baja el interés y coloca 5.968 millones en letras a 12 y 18 meses

El Tesoro español ha colocado 6.000 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, el máximo previsto, en una subasta celebrada hoy en la que el tipo de interés marginal ha sido del 2,24% para las letras de 12 meses y del 2,4% para las de 18 meses, muy ajustados a los de la subasta de junio.

El Tesoro adjudicó hoy 5.968,97 millones en letras a 12 y 18 meses, a pesar de que ofreció una rentabilidad menor, del 2,249% y del 2,4%, respectivamente. El objetivo de captación de la puja de hoy, la primera después de que la agencia de medición de riesgos Moody's rebajara la calificación de la deuda de Irlanda, estaba entre los 5.000 y los 6.000 millones, con lo que la demanda, que ha sido de 12.494,01 millones más que duplicó la cantidad adjudicada.

En letras a un año se colocaron 4.248,48 millones, de los 8.299,93 millones solicitados, en tanto que en letras a 18 meses se adjudicaron 1.720,49 millones, de los 4.194,08 millones demandados.

En cuánto al tipo de interés medio, éste ha sido del 2,221% para las letras de 12 meses y del 2,331% para las de 18 meses frente al 2,303% y 2,837% de la subasta anterior.

En la anterior subasta de letras a 12 y 18 meses, celebrada el pasado 15 de junio, el Tesoro español adjudicó 5.168,2 millones de euros, aunque con un tipos de interés ligeramente más altos que en las últimas subastas.

La emisión de junio superó en más de 100 millones el objetivo esperado (5.000 millones de euros), aunque se quedó a más de 800 millones de euros del importe máximo (6.000 millones de euros).

Concretamente, en la pasada emisión de Letras, el Tesoro colocó 4.180,42 millones en Letras a 12 meses de los 6.261,43 solicitados, con un tipo de interés marginal del 2,450% frente al 1,699% registrado en la última emisión.

En el caso de las Letras a 18 meses, el Tesoro colocó 987,78 millones de los 3.468,78 solicitados. El tipo de interés marginal se elevó en casi un punto en comparación con el de la última subasta (2,900% frente a 2,050%).

El último examen que pasó la deuda española fue hace cuatro días, cuando el Tesoro colocó 2.999,89 millones de euros en obligaciones a 15 años, prácticamente el máximo previsto, establecido en 3.000 millones. Sin embargo, la adjudicación se produjo a un tipo marginal del 5,145%, hasta 0,7 puntos porcentuales superior al de la última emisión y el más alto de la última década.