No se garantiza que se vuelva a vender

Google busca fórmulas para resucitar el Nexus One en EE UU

Google ha anunciado que ha recibido la última remesa de su teléfono móvil Nexus One y que una vez que se agote dejará de venderlo online, tras fracasar sus ventas por este canal. La compañía busca ahora nuevas fórmulas para resucitar la comercialización del celular en EE UU, donde T-Mobile también dejará de venderlo cuando agote sus existencias.

Google busca fórmulas para resucitar el Nexus One en EE UU
Google busca fórmulas para resucitar el Nexus One en EE UU

Google se despide del Nexus One. La compañía dejará de venderlo a través de su tienda online tan pronto agote el lote de terminales que acaba de recibir del fabricante del equipo taiwanés HTC. El gigante de la red ha asegurado en su blog: "Una vez vendamos estos dispositivos, el Nexus One ya no estará disponible en Google". Hasta aquí poca novedad porque la compañía ya había adelantado en mayo que dejaría de comercializarlo por internet tras fracasar en este canal, pero ahora la decisión puede ir más allá, y la venta del Nexus One podría sufrir un punto y final en EE UU, según publica el periódico The Guardian.

Google no aclaró ayer tal extremo. Un portavoz de la compañía declaró a CincoDías que "T-Mobile va a vender el stock que tiene sin determinar cuál es, pero no podemos garantizar que esta operadora vaya a seguir vendiendo después más Nexus One". La misma fuente aseguró, no obstante, que los planes es que "en un futuro haya otros partners en EE UU, aunque no tenemos información sobre qué tipo de acuerdos se cerrarán ni con qué socios".

Lo que sí aclaró Google es que continuará dando soporte técnico a los propietarios de los Nexus One y que el teléfono seguirá siendo vendido por sus partners en Europa y Corea, "y posiblemente en otros países", según las condiciones locales de cada mercado. En concreto, su socio en el Viejo Continente es Vodafone y en Corea la operadora KT. Un portavoz de Vodafone explicó ayer que en España ellos continúan vendiendo el Nexus One. "Simplemente hemos sufrido problemas de stock y ahora mismo no tenemos terminales para vender, pero en cuanto nos lleguen continuaremos su venta". Igualmente fuentes de HTC también confirmaron que seguirán produciendo el terminal y aseguraron que las ventas en Europa están yendo muy bien. "De ahí que estemos teniendo algunos problemas de suministro". Google también dijo que venderá a través de un partner el terminal a los desarrolladores de aplicaciones Android registrados.

GOOGLE 1.394,84 0,46%

Fracaso de ventas

Todo ello supone que el Nexus One seguirá fabricándose, pero en ningún caso lo venderá Google sino las operadoras. Sin embargo, ayer numerosos blogs cuestionaban la continuidad de este producto del que Google vendió 135.000 unidades en los primeros 74 días, según la consultora Flurry. Una cifra muy alejada de los tres millones de unidades del iPhone 4 vendidos por Apple desde su lanzamiento a finales de junio o de los 1,05 millones de terminales vendidos por Motorola con su Droid.

Aunque hace unos días Eric Schmidt, consejero delegado de Google, dijo que lo único que buscaban con el Nexus One era ayudar a posicionar a Android en el mercado, lo cierto es que intentaron desafiar a los canales tradicionales del sector. Una apuesta que ha fracasado.

El gigante se adentra en la búsqueda inteligente

El gigante de los buscadores de internet ha anunciado una importante adquisición dentro del espacio conocido como web semántica. Se trata de Metaweb, lo que acerca al gigante de internet a la posibilidad de ofrecer "resultados de búsqueda inteligentes". La web semántica consiste en estructurar datos de manera que seres humanos y ordenadores puedan interpretar más fácilmente la Red y descubrir información relevante con diversos fines.

Google ofrece ya resultados de búsqueda inteligentes, incluyendo matemática básica, resultados deportivos y cumpleaños de celebridades, por mencionar algunos ejemplos. Pero en su mayor parte ofrece enlaces a webs; el saber más sobre lo que hay detrás de esos enlaces podría permitir a Google ofrecer resultados mejores y más contextuales.