Confirma que hay "señales alentadoras"

BP confía en tener sellado el pozo del Golfo de México hasta su cierre

BP anunció ayer que espera poder mantener sellado el pozo petrolífero Macondo en el Golfo de México, tras confirmar que hay "señales alentadoras". La empresa petrolera instaló el jueves un obturador con el que logró sellar el pozo, aunque el problema se resolverá de forma definitiva con la construcción en marcha de un pozo alternativo.

La multinacional consiguió por primera vez el jueves detener el flujo de crudo al Golfo, 87 días después de la explosión y posterior hundimiento de la plataforma que operaba en la zona en un accidente que ha provocado el mayor desastre ecológico en la historia de EEUU.

La empresa inició entonces un periodo de prueba de 48 horas para medir la presión en el pozo y asegurarse de que no había fugas, un plazo que se extendió el sábado otras 24 horas. Doug Suttles, director general de operaciones de BP anunció ayer en una conferencia de prensa telefónica que los resultados son alentadores y que la presión sigue aumentando de forma estable, en una señal de la ausencia de fugas.

"Tenemos la esperanza de que si estas señales alentadoras continúan podremos seguir con las pruebas de integridad hasta que logremos cerrar de forma definitiva" Macondo mediante la construcción del pozo alternativo, afirmó Suttles.