El mercado laboral estadounidense sigue débil

Obama pide al Senado que apruebe mañana prorrogar el seguro de desempleo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió hoy a los senadores demócratas y republicanos que aparquen sus diferencias y aprueben mañana prorrogar el seguro de desempleo para aquellos que, dijo, "lo necesitan desesperadamente".

Obama, que durante unas breves declaraciones en la Casa Blanca apareció acompañado por varios desempleados, recordó que el mercado laboral estadounidense sigue débil y mencionó que hay cinco competidores por cada puesto de trabajo que se ofrece.

El presidente afirmó que tanto republicanos como demócratas han votado a lo largo de la historia a favor de prolongar las prestaciones por desempleo en los momentos difíciles.

"Esos beneficios están ahora en riesgo", dijo Obama, quien insistió en que es necesario "aprobar la extensión de las prestaciones por desempleo".

Y tras lamentar que una "minoría partidista" esté bloqueando la aprobación de la iniciativa, dijo que los desempleados no van en busca de un "regalo" sino de "alivio" mientras no encuentran trabajo.

Obama reconoció que las elecciones legislativas de noviembre están cerca y que los congresistas las tienen en mente, pero insistió en que "hay momentos en los que hay que dejar las elecciones a un lado" y precisamente este sería uno de ellos.

El presidente instó también a los miembros de ambos partidos a dar luz verde a la propuesta para recortar los impuestos a las pequeñas y medianas empresas que está previsto se someta también a votación esta semana en el Congreso.