Con una media en los retrasos de una hora

La falta de controladores en Barcelona causa "fuertes retrasos" en el área mediterránea

El absentismo de 28 controladores en su puesto de trabajo del centro del control del aeropuerto de Barcelona ha causado "fuertes retrasos" en el tráfico aéreo de la zona mediterránea, especialmente en los aeropuertos de Alicante, Valencia y Baleares, donde se han producido un retraso medio de una hora en algunos de sus vuelos.

El aeropuerto de El Altet (Alicante), que ha llegado a acumular un retraso de hora y media en 21 de los 262 vuelos programados, ha sido el más afectado por la baja de casi la mitad de los controladores que tenían previsto trabajar hoy en el centro de control barcelonés.

Aena había dispuesto 61 candidatos para cubrir los puestos de la torre de control del aeropuerto de la ciudad condal, de los que 55 estaban programados y seis eran de servicios de cobertura obligatoria.

Según Aena, de los 28 ausentes, un 46% de los que tenían servicio, 24 han alegado razones médicas, en la mayoría de los casos comunicados sin suficiente antelación para buscar sustitutos. Ante esta situación, el aeropuerto de El Prat (Barcelona) ha registrado un retraso medio de 28 minutos.

Asimismo, el aeropuerto de Son Sant Joan (Palma) ha acumulado retrasos en 11 vuelos, diez de ellos internacionales, debido a que cerca del 90% de su tráfico aéreo pasa por Barcelona.

Por último, el aeropuerto de Valencia ha registrado una media de retraso de media hora, mientras que Girona y Reus han operado con normalidad.

Los controladores reprochan a AENA la lentitud de las negociaciones

Los controladores aéreos insisten en que las demoras en los aeropuertos españoles registradas en las últimas semanas tienen como causa la falta de plantilla y lamentan la lenta evolución de las negociaciones sobre el convenio de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

"Estamos haciendo todo el trabajo nosotros", señalaron fuentes del colectivo de controladores a Europa Press, asegurando que son ellos los que revisan cada cláusula o estatuto a negociar y posteriormente lo presentan ante el gestor aeroportuario, que se limita a valorar. "No aportan mucho de su cosecha", aseveró.

Esto hace que las negociaciones "no registren grandes avances", aseguraron las mismas fuentes, que arremetieron nuevamente contra la organización del trabajo por parte del gestor aeroportuario.

Concretamente, aseguraron que de los 2.386 controladores operativos que AENA afirma estaban disponibles en el mes de junio, cifra que supera en 21 los efectivos disponibles en el mismo mes del ejercicio anterior, sólo están trabajando en labores de control cerca de 2.000, lo que es insuficiente teniendo en cuenta que cada vez entran más aviones.

"Hay menos personal que el año pasado y hay más aviones" denunció el portavoz del colectivo, quien señaló que de las cifras que proporciona AENA hay que descontar numerosas personas afectadas por el retiro a los 57 años, personal dedicado a labores administrativas y otros trabajadores que se han jubilado.