Se declaró insolvente en octubre de 2006

Arte y Naturaleza será liquidada por la no admisión de los planes de pagos

La empresa de inversión en bienes tangibles Arte y Naturaleza, que se declaró insolvente en octubre de 2006 arrastrada por la intervención de Fórum y Afinsa, será también liquidada, después de que el Juzgado de lo Mercantil número 6 Bis de Madrid haya decidido no admitir a trámite dos planes de pagos y de viabilidad.

En sendos autos, el juez Antonio Manuel Muñoz ha rechazado las propuestas de pagos planteadas por la propia empresa y por un grupo de acreedores por considerar que vulneran lo establecido en la Ley Concursal, que se aplica a las empresas insolventes, al tiempo que destaca la escasa credibilidad de los planes de salvamento presentados.

"El plan de viabilidad está huérfano de una mínima explicación de la forma para conseguir beneficios que no sea la venta de activos y, más en concreto inmuebles, sin determinar de cuáles se trata (...) En una palabra, de dónde sale el dinero de un plan supuestamente viable", señala el juez en ambos autos.

Tras poner de manifiesto la falta de personal, el juez recuerda que la empresa carece "de una estructura para iniciar el negocio, ya que se encuentra paralizado, no indicándose nada tanto de los medios materiales, organizativos y de personal necesarios para la actividad".

Arte y Naturaleza, que seguirá así los pasos de Fórum y Afinsa, planteaba que los 18.000 clientes renunciaran a cobrar el 40% de los importes que les adeudaba la compañía y que recibieran el 60% restante en el plazo de 7 años, por encima de los 5 años que establece la Ley Concursal para empresas cuya actividad no sea importante a nivel sectorial, regional o nacional.

Ese pago se produciría bien en metálico o bien mediante la recepción de obras de arte, una opción que comportaría una quita adicional del 10% y que rechaza el juzgado mercantil por considerar que contraviene la legislación.

Igual consideración merece la tercera propuesta de la empresa, que planteaba la posibilidad de convertir el 60% de las deudas en créditos participativos, que el juez cree que se hace "sin contraprestación, retribución o participación en las ganancias".

Por su parte, el grupo de acreedores que planteó una propuesta alternativa consideraba posible que la compañía pagara a través de diversas opciones el 70% de los importes adeudados a los clientes en el plazo de 8 años, lo que también rechaza el juez.

En la liquidación de la compañía los 18.000 clientes cobrarán el 33% de lo que invirtieron, ya que Arte y Naturaleza cuenta con un déficit de 293,9 millones de euros.

Según el informe definitivo de la administración concursal, la empresa cuenta con un activo de 143,9 millones de euros, mientras que adeuda 438,6 millones de euros.