Posible en cinco años

"Buscar sin buscar", el futuro modelo de Google

"Buscar sin buscar", el futuro modelo de Google
"Buscar sin buscar", el futuro modelo de Google

La maquinaria de Google no para. Sus ingenieros siguen investigando en su sede de Mountain View cómo mejorar su principal producto, el que más ingresos le da, su buscador. Y, según explicó ayer en Madrid el máximo responsable del equipo de búsquedas de la compañía, Amit Singhal, el futuro pasa por ofrecer al usuario la información que necesita sin que tenga que buscarla.

El ejecutivo cree que se producirá un "buscar sin buscar", gracias a las nuevas capacidades de los dispositivos móviles inteligentes y a múltiples herramientas de Google. "Si en la agenda de mi móvil tengo un hueco libre y en mi lista de tareas tengo anotado que quiero comprar a mi hijo una camiseta de la selección española, Google podrá utilizar mi información de geolocalización para mostrarme las tiendas de deportes más cercanas y así aprovechar al máximo mi tiempo", señaló.

El ingeniero puso dos ejemplos más: "Mi terminal podrá decirme dónde comprar un iPad y cuántas existencias del dispositivo quedan en las tiendas más cercanas. Y Google podrá avisarme sobre si es mejor que cancele una reunión que tengo anotada en mi calendario porque se ha producido un accidente en la carretera por la que debo ir".

GOOGLE 1.485,11 -2,18%

Singhal, que lleva trabajando en búsquedas 20 años y que forma parte del comité de 12 expertos que decide sobre el algoritmo secreto de Google, reconoció que esta posibilidad "puede sonar a ciencia ficción", pero no es así, aunque para que sea una realidad haga falta más innovación. "Para ofrecer este servicio, respetando algo clave como la privacidad del usuario, sigue faltando mucha interoperabilidad inteligente".

Aunque Singhal aseguró que es muy difícil predecir las tendencias tecnológicas, se atrevió a vaticinar que este tipo de búsquedas estará disponible en un plazo de entre dos y cincos años, "aunque inicialmente serán versiones algo rudimentarias".

Santo Grial

Singhal, que se mostró orgulloso de los avances logrados como las búsquedas en tiempo real, las sociales (restringidas a grupos de amigos), las búsquedas por voz o las ligadas al servicio Street View, reconoció que el Santo Grial de este negocio sigue siendo mejorar la comprensión del lenguaje y lograr búsquedas aún más rápidas. El directivo admitió que a veces el buscador de Google no ofrece los mejores resultados posibles, pero "el orden de las páginas las decide una máquina basándose en un algoritmo. En cualquier caso, Google es un reflejo de lo que han creado los usuarios en la red", dijo.

"La privacidad no debe frenar la tecnología"

La privacidad trae de cabeza a Google, sobre todo tras las denuncias que ha recibido por los datos recogidos por los coches de su servicio Street View. "Todo el mundo en Google entiende que ha sido un error y nos hemos disculpado. Como empleado estoy orgulloso de que reconozcamos nuestros errores", dijo Singhal, que aclaró que están colaborando con diferentes instituciones para arreglar este asunto. El directivo añadió que la privacidad debe ser tenida en cuenta por toda empresa tecnológica, pero "tampoco hay que dejar que la privacidad frene la innovación tecnológica". En este contexto, recordó que con la aparición de la imprenta también la Iglesia reaccionó mal con la excusa de que se iban a imprimir biblias sacrílegas. "Y hay que reconocer que con las búsquedas se han enriquecido nuestras vidas".